Noticias

Un juzgado de Mérida condena al SES a pagar 100.000 euros a una familia por una mala praxis médica con su hijo

Compartir
Código embebido : Copiar
Enlace : Copiar

El pequeño Abel tiene ahora 5 años, pero no ha tenido una vida fácil.A las 48 horas de nacer tuvo que ser intervenido para solucionarle una obstrucción intestinal sobrevenida. Tras 11 meses bajo supervisión médica, según la sentencia, las prisas por reconducir su tránsito intestinal llevaron al niño a una lista de espera para un trasplante multiorgánico en el Hospital Universitario de la Paz, de Madrid. Trasplante que se realizó, con éxito, en abril de 2017, cuando apenas tenía 3 años. 

Ahora un fallo de un juzgado de Mérida condena al SES, y a su compañía de seguros, a indemnizar a la familia con 100 mil euros por una mala praxis médica.

La sentencia centra la mala praxis en el cierre precipitado del instestino  que se le practicó,  sin constatar la existencia de la enfermedad rara que sufre el pequeño: una enfermedad que afecta a las células nerviosas del colon e impide la evacuación. Desde la Junta de Extremadura, que han recurrido la sentencia,  no hacen declaraciones al respecto al tratarse de un menor. Un fallo que  también valora, en uno de sus apartados, la urgencia vital con la que actuó el SES nada más nacer el niño.

Pixel

Cookies y privacidad en nuestra web

Con motivo de la entrada en vigor del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, hemos actualizado nuestra Política de Cookies y la Política de Privacidad. En ella te explicamos qué son las cookies, qué datos recogen y para que se utilizan, que en nuestro caso es con fines meramente estadístico. También te explicamos el uso que hacemos de tus datos.

Al aceptar las cookies nos das tu consentimiento para que podamos usarlas mientras navegues por la web.