Mi pequeño gran mundo

Una mirada curiosa y limpia al mundo que nos rodea. Espacio de reflexión y sabiduría donde abunda la sinceridad y el entusiasmo y se desconoce el cinismo y la hipocresía. Abrochense los cinturones que hablan los niños!