El cambio de hora se implantó por primera vez durante la Primera Guerra Mundial. Fue Alemania el país que puso en marcha esta medida con el objetivo de reducir las horas de iluminación artificial y poder ahorrar en gasto de carbón. A ello se sumaron otros países, pero no se institucionalizó hasta 1974. Lo cierto es que España vive en una hora que no le corresponde, ya que se rige por la Hora Europea Central (la de Berlín) en lugar de la Occidental (la de Londres), lo que implica que tengamos como promedio una hora de adelanto con respecto al sol en invierno y dos en verano. En pleno debate sobre la conveniencia de atrasar o adelantar una hora, 168 horas intenta responder una pregunta: ¿cómo nos afecta el cambio horario a los extremeños? Los expertos aseguran que los más afectados son los ancianos y los niños. Visitaremos una residencia y una guardería para conocer los efectos del cambio de hora y cómo trabajan los profesionales ante esta situación. El cambio de hora provoca trastornos del sueño. Y en Cáceres se encuentra una de las mejores Unidades del Sueño del país, en donde se estudian este tipo de trastornos. Acompañaremos al doctor Masa y a una paciente a la que le están realizando un estudio. Conocemos cómo afecta a las personas, pero, ¿ocurre lo mismo con las mascotas o con los animales de granja? Le preguntaremos a una adiestradora canina y visitaremos una granja de gallinas en La Codosera y una explotación de ovejas de leche en Trujillo para saber si las producciones ganaderas se ven afectadas. Desde la Unión de Consumidores de Extremadura nos contarán la repercusión que tiene en nuestros bolsillos el cambio de hora y sabremos cómo incide en una pequeña empresa eléctrica. En la actualidad los cambios de hora en los relojes se producen de forma automática, pero esto no ha sido así siempre. Vamos a conocer al relojero que se ocupa del mantenimiento de los relojes de los campanarios y plazas de más de 40 municipios extremeños y visitaremos el famoso reloj de la Plaza de Plasencia para conocer su historia y su funcionamiento. También viajaremos al Monasterio de Yuste para ver la colección de relojes de Carlos V.