23 Julio 2022, 17:01
Actualizado 23 Julio 2022, 17:00

En Arroyo de la Luz ya hay ganas de voleibol. El Extremadura Arroyo ya está preparado para competir otro año en Superliga Femenina 2.  Verano de fichajes y renovaciones, y un nuevo colaborador: Extremadura New Energies, la empresa que explotaría la mina de litio de Cáceres. Un apoyo que para el presidente del club, Adolfo Gómez, es fundamental: "Hace dos años no pudimos subir a Superliga por falta de un patrocinador privado", asegura, afirmando que el patrocinio permite redondear un presupuesto "que siempre cojeaba". Un patrocinio que, eso sí, trae consigo cierta polémica, a la cual Gómez cree que "se debe ser ajeno".

Todo esto, en un momento crucial para el Extremadura Arroyo, que en lo deportivo se enfrenta al vacío que deja una generación dorada tras la marcha de puntales como Bea Gómez. "Se quedan las compañeras que han aprendido de ellas", señala el presidente, "lo importante es que podamos seguir sacando jugadoras para seguir estando arriba". Y es que el objetivo no deja de ser volver a los primeros puestos, a lo más alto: "Tengo muchas ganas de seguir haciendo historia con este equipo", concluye Gómez.

Comentarios