2 Julio 2022, 15:02
Actualizado 2 Julio 2022, 17:10

Ha sido la sorpresa de la semana en el Badajoz. El pasado jueves el club pacense anunciaba la vuelta de la que ha sido una figura muy querida entre la afición blanquinegra, el portero Kike Royo. El guardameta riojano vuelve al Nuevo Vivero un año después de su salida, habiendo militado esta temporada en las filas del Sabadell. Royo ha pasado por Extremadura Deportes para hablar de su retorno y sobre los motivos que le han llevado a tomar la decisión de regresar, la que, confiesa, le ha hecho muy feliz: "El corazón me decía que tenía que volver".

Una decisión que de hecho no tardó en tomar, y es que Royo afirma que "tenía claro" que quería volver al Badajoz. "Es cierto que he tenido otras opciones, pero en cuanto me llamó Luis (Oliver) y mi representante me dijo que existía la oportunidad, decidí venir fuera lo que fuera", indica.  Respecto al nuevo proyecto, el portero afirma estar ilusionado y "feliz, porque vuelvo a casa". El final de su primera etapa de en el Badajoz se vio empañado por la dolorosa derrota ante el Amorebieta, su último partido hasta ahora con la blanquinegra. "Me fui con un puñal clavado en el corazón que espero poder sacarme pronto", asevera. Royo ha tenido también palabras para la afición y ha deseado que este año todo pueda "estar centrado en lo deportivo". 

Comentarios