28 Enero 2021, 21:44
Actualizado 28 Enero 2021, 21:44

Emilio vuelve a sonreír sobre el verde. El futbolista del Azuaga tiene 22 años y ha vivido un auténtico calvario con las lesiones graves en su pierna. Tras haberlas superado, disfrutó de unos minutos este miércoles en Miajadas. "Me encontré muy tenso al principio", confesó a Extremadura Deportes.

Para él, el hecho de disfrutar nuevamente un encuentro de liga supone mucho más que regresar a la competición. Es todo un ejemplo de superación y constancia en el día a día. "Volver es una satisfacción".

Recuerdos familiares

Justo en el momento en el que cruzó la línea para estar dentro del terrero no de juego, tuvo claro dónde debían estar sus pensamientos. "Me acordé bastante de mi abuelo, que ya no está entre nosotros; el resto de mi familia y mis amigos". Junto a su equipo, logró el triunfo en el encuentro. Una buena noticia para su localidad natal. "Espero que la victoria sirviera para dar un respiro al pueblo", afirmó. 

Más Información
Imagen
my image

Miajadas 0-1 Azuaga: Los de Cobos disfrutan 38 días después

Comentarios