9 Septiembre 2021, 15:49
Actualizado 9 Septiembre 2021, 15:49

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha confirmado la pena de cinco años y tres meses de prisión para un joven que apuñaló en Cáceres al anterior novio de la que era su pareja tras tenderle ambos una trampa por celos.

De esta forma, confirma en todos sus términos la sentencia impuesta por la Audiencia Provincial de Cáceres y que fue recurrida por la defensa del acusado, ha informado el TSJEX en una nota de prensa.

Además de la pena de prisión por el delito de lesiones, deberá indemnizar en concepto de responsabilidad civil al agredido con 18.553 euros y no podrá comunicarse o acercarse a menos de 300 metros de él durante nueve años.

El condenado vivía en la casa de su madre, en la capital cacereña, en compañía de su novia menor de edad, circunstancia que ha hecho que la causa no se dirija contra ella.

Según recoge la sentencia, el acusado tenía celos del anterior novio de la menor, con el que había mantenido una relación meses atrás, y por eso le tendieron una trampa.

El 7 de octubre de 2020, ella contactó por la red social de Instagram con su anterior novio, le dijo que ya no tenía pareja y que quería verle, según los hechos probados.

Al llegar a la cita, la menor le pidió ir al pasaje que comunica la avenida de Antonio Hurtado con la calle Salamanca y cuando estaban allí el novio apareció y le dio una cuchillada al otro joven en el costado izquierdo.

El herido huyó y logró pedir ayuda. Fue ingresado en el hospital y tuvieron que extirparle el bazo.

En el juicio, el acusado aseguró que él no se había movido de su casa, ya que estaban en cuarentena al tener su madre coronavirus, versión que la madre aseguró que era cierta.

La sentencia señala que desde las ocho de la noche del 6 de octubre a las nueve de la mañana del 7 de octubre se registran 53 posicionamientos en el móvil del acusado, por lo que pudo estar en la avenida de Antonio Hurtado cometer la agresión.

Contra la sentencia cabe recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo

 

Comentarios