30 Octubre 2021, 16:39
Actualizado 30 Octubre 2021, 20:56

Agricultores y ganaderos llevan días mirando al cielo y no sólo por la falta de lluvia, también por las altas temperaturas que estaban complicando la situación en el campo Extremeño. Las lluvias caídas en estas últimas horas les hacen respirar un poco más aliviados. 

Juan Bonilla, ganadero extremeño, asegura que esta agua es "vida para el campo y oxígeno para la comida del ganado justo en un momento en el que el precio de los piensos está por las nubes".

Lluvias que son un respiro también para "aquellos agricultores que acaban de sembrar" y en general para todos los cultivos. Miguel Monterrey, es agricultor y asevera que "las lluvias de otoño son la llave para las campañas del año que viene".

Tanto Bonilla como Monterrey insisten en lo importante que son estas lluvias también para llenar los embalses y que estos vayan acumulando más reservas.

Más Información
Imagen

Los ganaderos extremeños miran al cielo esperando una lluvia que necesitan

Comentarios