26 Noviembre 2020, 17:40
Actualizado 22 Julio 2021, 14:00

Mucho se está hablando en las últimas semanas sobre la inusitada temporada de huracanes en el Atlántico norte. Recordemos que en este año 2020 se ha rebasado el número de ciclones tropicales nombrados, que el primero de ellos, Arthur, se presentó en el mes de mayo y que Iota, el último por ahora, fue el más fuerte de todo el periodo con categoría 5 en pleno mes de noviembre.
Sin embargo, en todas zonas del globo también se están dando eventos ciclónicos desconcertantes. Esta misma semana Somalia ha sido golpeada de lleno por Gati, un ciclón que tocó tierra con categoría 2 (vientos de 155 a 175km/h) aunque un día antes alcanzó la 4 (vientos de 210 a 250km/h), hecho muy poco frecuente. 

calor finlandia 2
Llegada del ciclón Gati a las costas de Somalia el 22 de noviembre de 2020


Y todo salió de un vals

La génesis y el posterior fortalecimiento de Gati se debió a la interacción de dos centros de bajas presiones llamados INVEST-95 e INVEST-96A. Cuando estos núcleos se encuentran relativamente cerca, pueden llegar a interactuar entre ellos: es lo que se conoce como efecto Fujiwara, en honor al matemático que lo estudió. Se realimentaron los dos y comenzaron a girar en torno a un punto en común, al igual que si estuvieran bailando un vals. Sin embargo, llegó un momento que uno de los dos núcleos se intensificó más que el otro, devoró al débil y se creó un único centro de bajas presiones.


Si este curioso movimiento se desarrolla en un ambiente idóneo, tenemos vía libre. En aquellos días, el mar Arábigo se encontraba con temperaturas entre 0,5 y 2,0ºC por encima de lo habitual y el viento en altura estaba bastante calmado lo cual favorecían las corrientes ascendentes de aire y la organización de la convección para fabricar el ciclón. Y surgió efecto: alcanzó la categoría 4. 

calor finlandia 2
Temperatura del agua del mar en el Índico norte


En dos días llovió tanto como en un año


Los daños que dejó Gati en Somalia fueron cuantiosos. A día de hoy, se contabilizan 8 muertos, pero se teme que la cifra aumente significativamente. Se está aún pendiente de los 30 pescadores que salieron a faenar antes del aviso de la llegada del ciclón. Además de los miles de desplazados. 

calor finlandia 2
Daños provocados por Gati en Mogadiscio, la capital somalí

Las rachas de viento superaron los 150km/h y las precipitaciones acumuladas en 48 horas fueron equiparables a la que caen en la zona en un año. Según estimaciones de satélite, en las cercanías del golfo de Adén los acumulados superarían los 100l/m2, e incluso los 200 duplicando así la media climatológica. Mucha agua en poco tiempo y, además, en suelos desérticos que tienen poca capacidad de absorción ocasionando riadas e inundaciones. De hecho, hay 13 localidades que sufrieron daños importantes. 

Los precedentes de Gati

calor finlandia 2
Trayectoria de los últimos ciclones que han afectado a Somalia, la mayoría en los últimos cinco años

 


El área del mar Arábigo es uno de lo núcleos constructores de huracanes. De ahí parten los que viajan hacia África oriental y a la India. Como hemos comentado, lo que llama la atención de Gati es su fuerza, pero ya hubo otros de menor intensidad como fue Sagar (el más fuerte hasta la llegada de Gati) en 2018 y Megh en 2015, ambos con categoría 1, con vientos de 120 a 150km/h. 
Afectando al país indio, destaca Nisarga que impactó sobre Bombay en junio y Vayu, Hikka, Kyarr y Maha en 2019 también con un elevado número de daños. 


Ciclones y cambio climático 


Desde hace varios años se tiene la sospecha y, a falta de pruebas más contundentes, todo incida que el actual escenario de cambio climático de origen antrópico puede aumentar el número y la intensidad de estos fenómenos de ciclones tropicales. Como digo, cada vez aparece más clara esa tendencia, pero aún no hay nada concluyente al 100%. 
En el último lustro asistimos a un escenario de un progresivo aumento de los ciclones en el mar Arábigo acorde, además, a un aumento de las aguas del mar. La media climatológica es de sólo 1, pero en 2018 tuvimos 3 y en 2019, 4. 


Somalia, además, es uno de los países más pobres del planeta y aporta sólo un 0,002% del total de emisiones de CO2 a la atmósfera. 

 

Y, para colmo, las langotas

Por si esto no fuese poco, las lluvias han favorecido la proliferación de langostas. Se ha detectado un claro aumento de un brote de estos insectos en el centro del continente africano. Se espera que a mediados de diciembre los enjambres se muevan hacia el sur de Somalia y a Etiopía, e incluso al norte de Kenia, y que pueda aguantar hasta, al menos, el mes de marzo, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). 


 

Más Información
Imagen

Temporada de huracanes de récord

Imagen

Histórica temporada de huracanes este año

 

Comentarios