25 Marzo 2022, 9:55
Actualizado 25 Marzo 2022, 18:50

La comarca cacereña del Valle del Jerte ha escenificado, en el municipio de Jerte, el inicio de su fiesta más conocida y mediática, el "Cerezo en Flor", una de las señas de identidad de Extremadura que está íntimamente relacionada con la llegada de la primavera.

Declarada de Interés Turístico Nacional, esta fiesta, que se extiende en el tiempo hasta el 9 de abril, sirve como anuncio de la próxima campaña cerecera y con ella los jerteños muestran su rica gastronomía y tradiciones a miles de personas que se esperan en el valle en coincidencia con la floración de más de 1,5 millones de cerezos.

La Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte ha decidido recuperar, tras dos años de suspensión a causa de la pandemia, su programación cultural y turística estrella con el formato habitual, que engloba como pieza central la fiesta del Cerezo en Flor.

Este año, y debido a lo caprichoso del tiempo, sobre todo a las bajas temperaturas, la fiesta ha dado comienzo con pocas flores en los árboles y una previsión de tiempo que anuncia algo de lluvia para el primer fin de semana festivo.

Estos dos hechos han recibido a los primeros turistas que han llegado a la comarca atraídos por la posibilidad de observar en primera persona el espectacular manto blanco que se forma en los bancales del Jerte, aunque éstos se hayan tenido que conformar con pocas flores en los árboles y muy repartidas.

No obstante, los festejos del Cerezo en Flor sí han dado comienzo este viernes con la celebración de un sencillo acto institucional, que ha estado presidido por el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, al que han acompañado varios representantes de los Gobiernos regional, provincial, mancomunado y local.

En declaraciones a los periodistas, Vergeles ha señalado que es necesario "que se apueste por la cultura y el turismo, porque cuando las personas lo pasan mal, uno de los mejores bálsamos que hay es llenar los sentidos de cosas bellas".

El consejero ha indicado que aunque el corte de savia producido por la lluvia y el frío ha hecho que la floración del cerezo se retrase "en cuanto el sol rompa veremos un Valle del Jerte plagado de flores, que es un símbolo del cambio de estación y de la próxima cerecera".

"En todo el Sistema Nacional de Salud, cuando peor lo estábamos pasando, los cereceros del Jerte fueron capaces de pactar una guía para hacer la recogida del fruto en las mejores condiciones de seguridad y eso, que fue gracias a los agricultores, sirvió luego de ejemplo para otras campañas agrícolas ante el Ministerio de Sanidad y el de Agricultura y eso es un patrimonio que le pertenece a esta tierra", ha defendido.

La apertura del Cerezo en Flor ha tenido su momento más amable durante la entrega de los galardones Cereza de Oro de 2022, que concede la Mancomunidad y que este año han recaído en los agricultores y agricultoras del Valle del Jerte cacereño, que ha recogido Francisco Arias, y el Museo del Prado, que ha recibido la directora del área de Educación del Museo, Ana Moreno.

Con este símbolo, el Valle del Jerte agradece a todas aquellas instituciones y personalidades que de alguna manera promocionan o dan renombre a la comarca y sus productos.

Los agricultores y el Museo del Prado se suman así a la lista de personalidades y organizaciones reconocidas anteriormente con este distintivo como la Reina Sofía, la SER, el grupo A3 Media, el periodista José Ribagorda, el pueblo japonés, la Selección Española de Fútbol, la meteoróloga Mónica López y el Museo del Jamón, entre otros.

Más Información
Imagen

La localidad de Jerte será la sede de los actos centrales del Cerezo en Flor

Comentarios