27 Marzo 2022, 14:10
Actualizado 27 Marzo 2022, 14:00

Con el mes de marzo finaliza el plazo para que las empresas resuelvan los expedientes temporales de regulación de empleo declarados en pandemia. En los peores momentos de la pandemia, se acogieron a esta modalidad laboral más de seis mil empresas y cerca de 30.000 los trabajadores extremeños.

Con la entrada en vigor de la nueva reforma laboral, el ERTE sigue existiendo pero cambian las condiciones. A partir de abril los ERTE podrán a ser de tres tipos: por causas económicas, por causas de fuerza mayor y los que se enmarcan en el conocido como mecanismo RED, una nueva herramienta extraordinaria para intentar solventar problemas de sostenibilidad de una empresa, ya sea por motivos de ese sector concreto o por circunstancias económicas generales que afectan a distintos tipos sectores económicos. En todo caso, son para circunstancias especiales y con diversas cláusulas aparejadas. Desde Comisiones Obreras, Alberto Franco se ofrece para que "si un empresario tiene dificultades, nos llame, lo estudiamos y vemos si tiene o no motivo para solicitarlo". 

Prórroga 

Los ERTE Covid terminaban en febrero, pero se dio un plazo de un mes para que las empresas con ERTES activos pudieran adaptase. Javier Peinado, el secretario de la confederación patronal, la CREEX,  da valor a esta figura empleada durante casi dos años en España, ya que es una "formula que ha dado resultado para poder mantener el empleo ante situaciones coyunturales graves para evitar despidos". Pero ahora debe terminar, precisa Alberto Franco. El sindicalista considera que ha llegado el momento de aplicar otras fórmulas que no sean tan gravosas para los trabajadores porque "los empresarios siguen ganando dinero y esos beneficios no viene reflejado en nuestra nóminas"

Recuerda que con estos ERTE, las empresas no pagan ni los salarios ni las cotizaciones sociales. Y los contratados cobran, pero no cotizan al 100% sino al 70%.  Dos años después el recurso a los ERTE es ya mucho menor, aunque en este momento haya otras dificultades. 

En abril del 2020, 6.250 empresas solicitaron acogerse a ERTES en Extremadura y 28.300 trabajadores se vieron afectados. En febrero de este año, con datos del ministerio de Seguridad Social, son 436 empresas y 1.149 personas la que se sitúan bajo esta forma de protección laboral que cambiará a partir del viernes.


 

Comentarios