23 Abril 2021, 17:50
Actualizado 23 Abril 2021, 17:50

El débil relevo generacional en el sector agroganadero de la región también se nota en la esquila. La escasez de cuadrillas de esquiladores de nuestra comunidad es la causa de la contratación de esquiladores de otros países como Rumanía o Uruguay. Así lo explican a Canal Extremadura Radio tanto ganaderos como esquiladores.

Plácido Gómez, esquilador extremeño con muchos años de experiencia a la espalda, señala que la mano de obra española existente en esta profesión es insuficiente, a día de hoy, para atender a todas las ganaderías. Por esto motivo, asegura, se contrata a esquiladores de otros países. "A un ganadero con 2.000 o 3.000 cabezas, no le interesa un esquilador que tarde 5 o 6 días en hacer su trabajo, sino una cuadrilla que lo haga entre uno y dos días", explica.

"Si hay mano de obra española, pero no podemos abastecer a todas las ganaderías"

En comarcas como La Serena o La Siberia, es donde más se nota esta falta de esquiladores; sin embargo, si existen algunas cuadrillas formadas por personas jóvenes, aunque insuficientes para hablar de relevo generacional en la profesión. Así lo indica el ganadero Miguel Cabello: "La profesión de esquilador está de capa caída. Es un oficio muy duro y a las nuevas generaciones no les interesa".

Rebaño de ovejas

En cambio, en el norte de la región, no hay problemas para encontrar a cuadrilla de esquiladores extremeños, explica Roberto Luis Mateos, ganadero de Gata.  Eso sí, hay menos rebaños y con menos cabezas de ganado, por eso el trabajo se realiza con rapidez. "Por suerte, contamos con 3 cuadrillas y con personas que esquilan de forma individual". Otra de las causas de la falta de relevo generacional en la esquila, es que la campaña  apenas dura 2 meses. 
 

Comentarios