6 Agosto 2021, 14:31
Actualizado 6 Agosto 2021, 14:30

Junto al furtivismo y la falta de conejos como alimentos, una de las principales amenazas para la reintroducción del lince ibérico son los atropellos. Con la intención de evitarlos, durante los próximos meses se pondrá en marcha un novedosos sistema que pretende contribuir a impedirlos.

Se trata de nuevas señales de tráfico que se iluminarán ante la presencia cercana de linces. Una iluminación que se activará gracias a una señala emitida desde los collares de radiofrecuencia que llevan los linces. De este modo se advertirá a los conductores que deben bajar la velocidad y estar atentos para no atropellarlos, si en ese momento un ejemplar está cruzando la carretera.

María Jesús Palacios, directora de programas de Conservación de la Naturaleza de la Junta, explica que estamos ante una medida "muy novedosa, cuyo alcance y resultados son desconocidos". No obstante, asegura que se trata de avanzar en la protección" de esta especie aún en peligro de extinción

"esa carretera cruza dos importantes zonas de asentamiento y reintroducción del lince"

Una de estas señales de tráfico se instalará en un tramo de la N-432, entre Usagre y el límite de la provincia de Córdoba. Palacios explica que se instalará ahí porque "esa carretera cruza dos importantes zonas de asentamiento y reintroducción del lince como son el Valle del Matachel y toda la zona de Valdecigueñas".  Además de para protegerlos, esta nueva señal también será un "elemento de seguridad más para los conductores", argumenta.

Lince suelto en con collar de radiofrecuencia

Para la instalación de estas señales el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha licitado ya el contrato de obras en el BOE del 5 de agosto.  El anuncio de licitación recoge la “Instalación de señalización con detección remota para evitar atropellos de linces en la carretera N-432” en la provincia de Badajoz". Se trata de una actuación, cuyo presupuesto de licitación que asciende a 328.403,1 euros, se incluye dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

4 ejemplares atropellados en el último mes

En lo que va de mes 4 linces han sido atropellados en la región. 3 han muerto y el cuarto, aunque ha sobrevivido se teme por su vida. Actualmente está en el centro de recuperación de AMUS, y "su pronóstico es reservado", cuenta Palacios.

Cachorro de lince

En la actualidad hay más de 150 ejemplares libres en la región. Se trata de un número muy significativo, puesto que hace casi 20 años, en 2002, apenas había 90 ejemplares de lince ibérico en toda la península ibérica. Ahora, prácticamente, dos décadas después hay más de  1.100 ejemplares censados y 14 núcleos estables de población. Detrás de este avance está sin duda el valioso trabajo de los centros de cría en cautividad, entre ellos el de Zarza de Granadilla, inaugurado en 2011.

Comentarios