14 Mayo 2021, 14:32
Actualizado 14 Mayo 2021, 14:31

El gobierno portugués ya han aprobado las nuevas reglas para volver a disfrutar de las playas ante la inminente apertura de la temporada de baño en Cascais. No son muy diferentes a las de 2020 y, tal como ocurrió el verano pasado, en los accesos existirá un semáforo cuyo color nos indicará si podemos o no entrar a la playa.

  • El semáforo estará verde si la ocupación es menor del 50%. 
  • Será ámbar si esta entre el 50 y 90%.
  • Y el semáforo estará rojo si esta supera el 90% y, en ese caso, no estará permitido el acceso.


Además, se debe llevar la mascarilla puesta en las zonas de acceso a la playa. También hay que ponérsela cuando hay desplazamientos a alguna de sus instalaciones de como baños, papeleras, bares o restaurantes.

No será necesario cuando se esté tumbado o en su zona de descanso. Eso sí, se debe guardar la distancia con el resto de usuarios.

La parte polémica de la decisión, es que si se hace deporte en la playa, como jugar con las palas o al futbol, hay que ponerse la máscara. En cambio, si lo hace fuera de la playa, no.

La novedad de esta temporada son las multas, que variarán desde los 50 a 100 euros. 

 

Más Información
Imagen
Tests a la venta en una farmacia
my image

Autotest para detectar el coronavirus a 7 euros en Portugal

Imagen
my image

Desaparece el Servicio de Extranjeros y Fronteras en Portugal

Imagen
my image

Se cancelan las fiestas de San Juan en Évora

 

Comentarios