22 Abril 2022, 14:43
Actualizado 22 Abril 2022, 14:42

Un año y siete meses de cárcel. Ésa es la condena para el empresario y el jefe de seguridad de la obra de Badajoz en la que murió un albañil en marzo de 2019 al caer desde una altura de 9 metros. Las partes han llegado a un acuerdo y el juicio no ha tenido que celebrarse.

Los dos hombres, padre e hijo, han sido condenados por un delito de homicidio por imprudencia y otro contra la salud y seguridad de los trabajadores. Cabe destacar que la acusación particular solicitaba en un principio hasta siete años de prisión y la Fiscalía, tres años y medio para cada uno.

El abogado de la defensa, Alejandro Gaspar, ha explicado que con este acuerdo lo que se busca es "una solución que dé estabilidad a la familia y que no perjudique a una empresa que lleva más de veinte años en activo".

Mientras que José Duarte, letrado de la acusación particular, ha señalado que "la familia ha quedado, de alguna manera, con el 'bálsamo' de que se han reconocido los hechos. Y los empresarios, con la valentía de haber asumido lo que ocurrió".

El accidente ocurrió en 2019

Los hechos ocurrieron en marzo de 2019 en una obra de Badajoz, cuando el albañil que estaba realizando la demolición de un forjado cayó desde una altura de 9 metros y falleció. Según los escritos del fiscal, el siniestro se produjo porque no se cumplían las medidas de seguridad puesto que el trabajador llevaba puesto el arnés pero no lo tenía atado a la cuerda. 

La sentencia contempla además además el pago de una indemnización de 210.000 euros para la familia de la víctima. El albañil tenía  54 años, estaba casado y tenía dos hijos.

Más Información
Imagen
my image

Piden siete años de cárcel por el fallecimiento de un albañil en accidente laboral en Badajoz

Comentarios