Cáceres
8 Noviembre 2022, 21:49
Actualizado 8 Noviembre 2022, 21:49

Este pasado domingo se produjo una acción que poco gusta en los campos de fútbol. Al término del encuentro entre el Cacereño Atlético Femenino y el Féminas Don Benito, dos jugadoras (una de cada equipo) se enzarzaron siendo la del Don Benito la que provocó una agresión en la que, asegura la madre de la afectada, recibió 30 puñetazos que le rompieron la nariz. El lunes presentaron una denuncia en comisaria y hoy ha hablado la jugadora explicando la situación. Asegura que "me pegó, me tiró al suelo y a partir del tercer puñetazo no recuerdo más" y que no acepta el perdón de la jugadora del Don Benito porque dice que "no lo siente de verdad".

Comentarios