Más de 550.000 extremeños y extremeñas viven entre la Comunidad de Madrid, País Vasco y Cataluña
Lunes, 16 Agosto 2021

La emigración forzosa de los años 50 - 60 y 70 llevó a algo más de 550 mil personas extremeñas a salir de sus pueblos, fundamentalmente a la comunidad de Madrid, al País Vasco y a Cataluña. Con la pandemia y con las restricciones, muchos de nuestros emigrantes, este año no vendrán a pasar el verano. Diana Calderita ha hablado con representantes de las casas de Extremadura en estas comunidades autónomas.

No están tan motivados para volver a sus pueblos de origen, buena parte de los 180 mil extremeños y extremeñas que viven en Cataluña. La situación sanitaria que tienen allí, las restricciones y el miedo a contagiar a los seres queridos son los principales factores por los que este año no vendrán. Así nos lo explicaba Manuel Guerrero, que es natural de Azuaga y Pte. de la Federación de Asociaciones Extremeñas en Cataluña.

Parecida situación la que viven los aproximadamente 80 mil extremeños y extremeñas en Euskadi. De volver este verano a la región, lo harán los más mayores y con ciertos recelos. Nos lo contaba el Pte. del Centro Extremeño de Bilbao, Juan Carlos Rastrollo, que ya está en Almendralejo, su pueblo

En la comunidad de Madrid viven alrededor de 300 mil emigrantes de nuestra región. Durante la pandemia, muchos y muchas de quienes ya están jubilados, y viven allí, decidieron volver a sus pueblos de origen. La vida es más tranquila y no hay masificaciones. Pilar Rubio, que es de Aldeanueva del Camino y Vocal del Hogar Extremeño en la capital del estado, nos explicaba esta situación.


 

Lo más escuchado

Imagen
Antonio Aparicio Álvarez
my image

Antonio Aparicio Álvarez cuelga el silbato tras diecisiete temporadas como árbitro de Tercera

Imagen
Mérida-Badajoz CF
my image

El Mérida AD no ascendió en su primera temporada, pero recuperó a la castigada afición romana

Imagen
my image

El "triple logro" del veredicto del caso de Manuela Chavero

Imagen
my image

Una formación superior sin paro: la Escuela de Ingenierías Agrarias