'Que no me toque'
Lunes, 24 Mayo 2021

Identificar a tiempo los casos de agresión o acoso sexual a menores es fundamental para ayudarles y evitar consecuencias graves a largo plazo para las victimas. Con este objetivo la Junta continuará con las jornadas formativas de la campaña  "Que no me toque" y que están dirigidas a padres, madres y a profesionales de distintos ámbitos que trabajan con menores. Es un reportaje de Juan Pérez.

El objetivo de esta campaña, titulada "Que no me toque", es ayudar a identificar casos de violencia sexual ejercida contra niños, niñas y adolescentes. Son sesiones formativas y de sensibilización dirigidas a padres y madres, pero también a profesionales de distintos ámbitos que trabajan con menores, como docentes o personal sanitario. Sesiones grupales que seguirán recorriendo la región, y en la que también se dan claves a los menores para que puedan denunciar.

Así lo explica Carmen Nuñez, Directora General de Servicios Sociales, Infancia y Familia. Es muy importante que los menores y las menores, identifiquen a tiempo lo que les está pasando, también las personas que tienen a su alrededor. La atención temprana es fundamental y hay que 'desculpabilizar' a quienes han sufrido ese acoso o esa violencia sexual.

También para evitar consecuencias a largo plazo que pueden afectar a la autoestima o a la forma de relacionarse con los demás en el futuro, pero también a corto plazo.

En la sesiones celebradas durante 2020, de forma telemática participaron 320 profesionales; Y otras tantas, presencial. Jornadas que continuarán recorriendo la región. Las personas que necesiten ayuda o asesoramiento sobre violencia sexual a menores pueden ponerse en contacto con el teléfono 620 008 600, con el teléfono del 11 61 11.

Lo más escuchado

Imagen
my image

Antonio pide ayuda para recuperar su pensión perdida

Imagen
my image

Estar en forma no es cuestión de edad

Imagen
my image

"La sentencia europea es clara, los interinos temporales deben ser fijos"

Imagen
Paloma Quintero Siles, en el centro
my image

Paloma Quintero, primera árbitra de fútbol masculino sénior en Extremadura, permaneció diecisiete temporadas en Tercera