30 Noviembre 2022, 12:24
Actualizado 30 Noviembre 2022, 12:24

Continúan los robos en el campo. La Guardia Civil investiga a tres hombres, dos de ellos trabajadores de una explotación agrícola acusados de sustraer nueve tonelada de uva de esta explotación, y el tercero es el encargado de una empresa de distribución frutícola, quien tras recepcionarla, la almacenaba y comercializaba ilegalmente.

Este es el resultado de la operación 'Saxum Tibiae', que la Guardia Civil ha desarrollado, y que calcula que desde el inicio de la campaña de la uva, supuestamente habrían sustraído más de nueve toneladas de uva, valorada en unos 13.700 euros.

Robos en el campo

Robos en el campo

Así, ante las "numerosas sustracciones" de distintas variedades específicas de uva, que se venían perpetrando desde el inicio de la presente campaña en una explotación agrícola del término municipal de Badajoz, el Equipo ROCA de la Guardia Civil inició una investigación con la que "obtuvo suficientes vestigios para implicar en la acción delictiva a trabajadores de la propia explotación", así como del encargado de una empresa de distribución frutícola, ubicada en el mismo termino municipal.

Por todo lo expuesto, la Guardia Civil con la colaboración de la Policía Local y Veterinarios del Área de Salud de Badajoz, llevaron a cabo la inspección de la empresa distribuidora. Tras el análisis exhaustivo de la documentación y el fruto almacenado, se puso de manifiesto la entrada sin registro de una importante cantidad de uva de mesa, concretamente de variedades específicas coincidentes con las sustraídas, localizando y recuperando más de 4.000 kilos de este fruto en el interior de las cámaras frigoríficas, según relata la Guardia Civil en nota de prensa.

Con el desarrollo de la investigación y pruebas incriminatorias, se pudo implicar en las acciones delictivas a dos trabajadores de la explotación agrícola, quienes previa planificación, accedían al interior de los frigoríficos para sustraerla.

Este fruto posteriormente se transportaba en vehículos particulares hasta una empresa distribuidora ubicada en el mismo municipio pacense, donde contaban con la complicidad de su encargado, quien "a sabiendas de su procedencia ilícita, la recepcionaba sin asentarla en el registro de la documentación de la empresa", almacenándola para su posterior distribución y comercialización ilegal en diferentes localidades pacenses y portuguesas.

Las diligencias instruidas a los tres responsables de la acción delictiva, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Badajoz.

Comentarios