La canasta con la que Álvaro llegó al sacerdocio
Jueves, 17 Noviembre 2022

Álvaro, antes de acabar la carrera, un sábado al salir de casa notó mucho ruido en la calle y se dio cuenta que había una jornada de baloncesto 3x3, concursos y gente jugando en la calle al baloncesto. Al pasar por allí había un concurso en el que por sorteo se elegía a tres personas para que tiraran desde quince metros a ver si metían la canasta, el premio era un coche. Para participar había que rellenar un papel con los datos y meterlos en una urna, había casi 5.000 papeletas y eso hizo, eso sí, él se fue a la biblioteca de la universidad y cuál fue su sorpresa cuándo miró el teléfono que lo tenía silenciado y vio que le habían llamado, devolvió la llamada y eran del concurso para decirle que había salido su papeleta. Todo era muy casual, así que le tocó lanzar el tercero, los dos primeros fallaron y cuando iba a lanzar el balón, miró al cielo y dijo que como la metiera se metería a cura y, ante el asombro de todos, consiguió la canasta, el coche ... y hoy lleva alzacuellos.

Lo más visto

Imagen
my image

Última previsión meteorológica

Imagen
my image

Sagrario, una artesana de pañuelos internacionales

Imagen
my image

Cristian Lay, el éxito empresarial en mayúsculas

Imagen
my image

Este cuacareño deja las chimeneas como los chorros del oro