15 Junio 2020, 17:56
Actualizado 15 Junio 2020, 18:33

La utilización del aire acondicionado está generando dudas sobre si facilita o no la propagación del coronavirus. Los investigadores consideran que no hay problema con los aparatos que usamos en casa. El de los lugares públicos podría suponer más riesgo, pero faltan evidencias científicas para asegurarlo con rotundidad.

Los aparatos de aire acondicionado domésticos, los que usamos en casa, no suponen un problema porque, en todo caso, mueven el aire de nuestra propia vivienda. El epidemiólogo del SES, Gregorio Montes, asegura que no incrementa el peligro de contagio más allá que la propia convivencia.

Faltan evidencias científicas

Faltan evidencias científicas, pero en lugares públicos sí podría haber más problemas si el aparato mueve el aire interno por todo el edificio. Una persona contagiada podría lanzar gotículas con el virus al toser o estornudar. Si el aparato redistribuye el aire por distintas zonas del edificio, podría suponer que el virus se trasladara por los conductos del aire acondicionado.

El experto en epidemiología del SES, Gregorio Montes, cree que, en caso de que el virus circulase por los conductos, los filtros evitarían que volviese al aire que respiramos. Aunque para más seguridad, recomienda abrir más las ventanas y ventilar los espacios con aire natural. También aconseja que el aire no se proyecte directamente sobre las personas. Mejor, dice, hacia arriba o hacia abajo.

Más Información
Imagen
my image

Recomendaciones ante el calor

Imagen
my image

La Junta convierte a las residencias de mayores en centros sanitarios para tratar a los infectados por Covid19

Imagen
my image

Más de cuarenta residencias de la región sufren el envite de la epidemia

Comentarios