11 Mayo 2022, 12:39
Actualizado 11 Mayo 2022, 15:06

"Podrán cortar las flores, pero no podrán cortar la primavera" citando a Neruda ha comenzado Vara su discurso en la entrega del premio Carlos V y haciendo referencia a los momentos tan duros que vive nuestro continente actualmente. Tiempos de gravísimas tensiones geopolíticas y de amenaza sanitaria, ha continuado el presidente de la Junta de Extremadura.

Guillermo Fernández Vara ha destacado el papel fundamental del Foro Europeo de la Discapacidad, que recibe este miércoles el prestigioso galardón de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste. Un premio, ha dicho, para una institución y para los 100 millones de personas que representa en toda Europa. El Foro Europeo de la Discapacidad reúne a numerosas ONG que llevan 25 años defendiendo los derechos de las personas con discapacidad y promoviendo su inclusión. 

Vara ha enumerado algunos de los hitos que se han marcado a nivel legislativo para defender estos derechos, como la convención internacional sobre derechos de personas con discapacidad, el pilar europeo de derechos sociales o la estrategia europea de personas con discapacidad. Y, a nivel regional, ha querido resaltar la Ley de Accesibilidad o la Oficina de Accesibilidad Cognitiva y Lectura Fácil. También el premio de accesibilidad concedido, la pasada semana a Mérida. Se ha avanzado mucho, ha destacado, pero asegura que hay que derribar muchas más barreras. 

La igualdad y la inclusión deben ser jurídicas y reales, ha defendido y cada avance y cada innovación científica deben ir acompañados de una mayor igualdad e inclusión social que garanticen una vida digna y unos servicios que permitan participar en la sociedad y en el mercado laboral a todos.

 

Guerra en Ucrania

El presidente de la Junta de Extremadura también ha querido hablar sobre el conflicto bélico en Ucrania. Ha pedido a Europa que no se ponga de perfil ante el desastre humanitario que supone la guerra. 

Un conflicto, considera Vara, que ha provocado una grave herida humanitaria provocada por la salida masiva de refugiados del país. También por el desabastecimiento de inusmos y la escalada de precios en la electricidad o los combustibles. 

Esta crisis, ha continuado, debe ser un acicate para impulsar la transición ecológica y digital, soltar lastre de dependencias energéticas y conocer y apostar por nuestras potencialidades agrícolas, climáticos y estratégicas.

 

 

Antes de finalizar su discurso en el Real Monasterio de Yuste, Guillermo Fernández Vara ha querido recordar a dos destacados miembros de la fundación, como la alemana Ursula Lehr, fallecida recientemente, y el escritor José Saramago, por su trabajo en favor del entendimiento entre España y Portugal. 

 

 

Comentarios