30 Marzo 2021, 23:25
Actualizado 30 Marzo 2022, 09:24

Durante el 2020, la Brigada Extemadura XI ha estado más presente que nunca en las calles de la comunidad autónoma con la operación Balmis, que sacó a un gran número de efectivos a luchar contra la COVID-19 participando en la desinfección de calles, residencias de ancianos e incluso en los centros penitenciarios extremeños.

Además, los soldados de la Brigada con base en Bótoa, Badajoz, ayudaron a la Policía Nacional y a la Guardia Civil en los controles que se realizaban de las diferentes zonas acotadas a causa de las restricciones de movilidad. Este colectivo también colaboró en la protección y vigilancia de las zonas sensibles, como estaciones de tren o incluso la central nuclear de Almaraz.

Además, han llegado a colaborar con la realización de pruebas PCR y han prestado asistencia en centros de personas sin hogar.

Esta no ha sido la única salida dentro del territorio nacional de la Brigada Extremadura XI que ha participado en las labores de limpieza y rescate tras los destrozos de la borrasca Filomena desplazándose incluso hasta Guadalajara para retirar nieve y prestar ayuda a los vecinos.

Comentarios