4 Diciembre 2021, 15:43
Actualizado 4 Diciembre 2021, 21:00

Los hechos ocurrieron hace tres años y medio, en la madrugada del 15 de mayo de 2018. Los tres futbolistas acudieron a un local de ocio de Villanueva de la Serena, en compañía de varios jugadores del equipo en el que militaron durante la temporada que acababa de terminar, el C.F. Villanovense, que no han sido acusados.

Durante el tiempo en que estuvieron en ese establecimiento, donde la víctima trabajaba, sucedieron todos los hechos.

Hechos probados en la sentencia

Los hechos probados en la sentencia relatan que la víctima sufrió tocamientos en sus glúteos sin su consentimiento. Además, los jugadores efectuaron numerosos actos vandálicos dentro del local e intentaron denigrar y menospreciar a la víctima frente al resto de sus compañeros.

Según la sentencia, Álvaro González se bajó los pantalones y calzoncillos mientras hablaba con la víctima. El texto también relata que se dirigió continuamente a ella pidiéndole en numerosas ocasiones mantener relaciones sexuales con él mientras era observado por el resto de compañeros. Además, se subió a una mesa del establecimiento, defecó en un plato de aperitivos y orinó en el suelo del local.

Por su parte, José Antonio Espín también se bajó los pantalones quedándose en ropa interior delante de la víctima y le dijo que se los subiese ella. Incluso, cuando ella estaba agachada recogiendo algo del suelo, se puso detrás haciendo gestos sexuales.

Y por último, Daniel Muñoz, le tocó los glúteos a la víctima sin su consentimiento, mientras ella estaba distraída hablando con otra persona.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Extremadura Noticias, todos estos hechos causaron en la víctima una situación de ansiedad, por la que tuvo que ser asistida por un psicólogo.

Condenados a prisión y a indemnizarla con 17.500 euros

Por todo ello, la magistrada del Juzgado de lo Penal Nº1 de Don Benito ha condenado a Daniel Muñoz a un año de prisión como autor de un delito de abusos sexuales, y a Álvaro González y José Antonio Espín a seis meses de prisión como autores de un delito contra la integridad moral.

Ninguno de ellos entrará en prisión al acordarse la suspensión de la pena privativa de libertad durante un periodo de dos años, condicionada a que durante ese mismo periodo no cometan delito alguno o se revocará la suspensión.

Además, no podrán acercarse a la víctima en una distancia inferior a 200 metros y se les prohíbe comunicarse con ella durante un año. También deberán indemnizarla con 17.500 euros por el daño moral sufrido.

La sentencia es firme al haber sido notificada a las partes, manifestando su voluntad de no recurrirla.

La Asociación de Mujeres Malvaluna ha ejercido la acusación particular

La Asociación de Mujeres Malvaluna ha ejercido la defensa de la víctima. En un comunicado remitido a Canal Extremadura denuncia que esta sentencia pone de manifiesto que tener fama o reconocimiento en cualquier espacio social no puede justificar violentar a las mujeres atacando su libertad sexual o perturbando su integridad.

También dice que el C.F. Villanovense, en el que actualmente militan José Antonio Espín y Álvaro González, debe decidir ahora qué medidas toma. La asociación asimismo asegura que es el momento de demostrar su parte el compromiso contra la violencia machista.

Comunicado:

"Esta sentencia se enmarca en la actuación de Malvaluna en defensa de las mujeres víctimas de violencia sexual, procesos judiciales en los que la asociación ejerce la acusación particular.

Esta sentencia pone de manifiesto que tener fama o reconocimiento en cualquier espacio social no puede justificar violentar a las mujeres atacando su libertad sexual o perturbando su integridad.

Que se trate de tres jugadores de futbol, jóvenes y con cierta fama en su entorno deportivo nos debe hacer reflexionar sobre el modelo que de las relaciones personales y sexuales estamos proyectando, la importancia que tiene para aquellos niños y niñas que les ven como modelos a seguir.

Y esto nos obliga a toda la sociedad, incluido al Club de Futbol Villanovense que ahora deberá decidir qué medidas seguirá tras esta sentencia, pues es claro que la pasividad no contribuye a erradicar estos intolerables actos de violencia machista.

Decíamos el pasado 25N que estamos hartas de tanta violencia machista, y exigíamos un compromiso social real. Este es el momento en el que el Villanovense puede demostrar ese compromiso".

Reacciones en el C.F. Villanovense

El C.F. Villanovense defiende, a preguntas de Extremadura Noticias, que en el momento de los hechos, el 15 de mayo de 2018, ya no existía ninguna relación contractual entre el club y los tres jugadores. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del lunes 14 al martes 15. Un día y medio antes, el 13 de mayo, el club serón jugó su último partido de la temporada. Lo hizo en Marbella. Dos de los tres jugadores fueron convocados para este partido y jugaron algunos minutos, José Antonio Espín y Daniel Muñoz.

Tras ello, dos de los jugadores no continuaron en la plantilla en la temporada siguiente, en la 2018/2019, en concreto Daniel Muñoz y Álvaro González. Por el contrario, José Antonio Espín sí renovó un año más con el club.

Actualmente, dos de los tres implicados forman parte de la plantilla para esta temporada 2021/2022. Se trata de José Antonio Espín y Álvaro González, que regresaron este pasado verano al club serón. Por su parte, Daniel Muñoz nunca volvió al equipo.

Comentarios

Socio Villanovense (no verificado)
Sáb, 04/12/2021 - 19:00

Me parecen unas penas ridículas, deberían ser mayores. Ahora el club debe rescindir sus contratos. Esas actitudes no son tolerables. Manchan la camiseta.

Beturico (no verificado)
Sáb, 04/12/2021 - 19:19

Esto pasa mucho más de lo que imaginamos, tíos bordes que entran en un bar y se creen los reyes del mambo xq se creen que tienen cualidades sobrenaturales por encima de todo y lo que no tienen es respeto