25 Julio 2022, 17:10
Actualizado 25 Julio 2022, 21:36

La Diputación de Cáceres está llevando agua en cisternas a tres municipios de la provincia: una pedanía de Pinofranqueado, Campillo de Deleitosa y Peraleda de San Román. El problema es, todo indica, que no van a ser los únicos. No se descarta que haya que hacerlo a más localidades en el futuro. Lo ha dicho el vicepresidente de la institución provincial, Alfonso Beltrán, que ha pedido a los ciudadanos que usen el agua de manera racional, ya que este verano es un bien escaso.

Ha manifestado que "curiosamente donde más problemas hay es en el norte", porque hay menos embalses y los veneros y los arroyos están casi secos. El problema se puede agudizar en agosto y también en septiembre. 

Problemas en Madroñera

Alfonso Beltrán ha hecho este anuncio en Madroñera, donde ha asistido a una reunión con la corporación municipal por los altos costes que supone abastecer de agua a esta población. Aquí el problema no es que el agua escasee, ya que su pantano está al 80%, sino el alto coste que supone bombear el agua para que llegue a las casas con la subida de la energía.

El alcalde, Antonio José Campo, ha explicado que se venían gastando unos 3.000 euros mensuales hace unos meses, y se ha pasado a unos 7.000 euros mensuales. Dinero que paga el ayuntamiento y que repercute en los vecinos. 

Entre la soluciones, han señalado, poner en marcha una huerta solar con acumulaciones de energía para abaratar el coste del bombeo. 

 

Más Información
Imagen
Ribera del fresno
my image

Reparto de agua embotellada por la mala calidad del agua de los grifos en Ribera del Fresno

Imagen
my image

Camiones cisternas abastecen Rincón de Ballesteros

Comentarios