3 Marzo 2022, 21:01
Actualizado 3 Marzo 2022, 21:15

Ha vuelto a llover en Extremadura. Se necesitaba, tras un invierno muy seco. Las precipitaciones han sido este miércoles generalizadas y en el norte de la región además se ha activado el aviso amarillo por fuertes rachas de viento.

Y es que en Plasencia y otros puntos cercanos como la ciudad de Coria, el viento ha alcanzado los 60 kilómetros por hora. 

Llueve a gusto de todos

También ha sido esta zona de la provincia cacereña la que más acumulación de precipitaciones ha tenido durante la jornada. En la capital del Jerte se han registrado catorce litros por metro cuadrado y otros puntos más al norte como Piornal, Hervás y Valverde De la Vera han rozado los veinte litros por metro cuadrado. Y la localidad de Serradilla ha dejado incluso más, con 24 litros por metro cuadrado. De esta forma, en la jornada de hoy se ha acumulado más agua que en todo lo que llevamos de 2022.

Una noticia que ha sido muy bien recibida por los ciudadanos en general, y los agricultores en particular. Los primeros dicen que este episodio de lluvias debería durar muchas semanas, porque no recuerdan un invierno tan seco como éste. Y los segundos aseguran que el agua es urgente y muy necesario, "porque ya no hay agua en las charcas para los animales". Confían además, mirando al cielo, que este regreso de las precipitaciones se mantenga en primavera para 'salvar' los cosechas. 

Comentarios