3 Diciembre 2019, 7:35
Actualizado 3 Diciembre 2019, 08:06

Por cuarto año consecutivo el Parlamento Extremeño ha acogido el Pleno  Escolar contra la LGBTIFobia, en esta ocasión especialmente volcados en la infancia y los hijos e hijas de familias LGBTI. 

Activistas, docentes, padres y madres y alumnado han compartido experiencias en el aula y han coincidido en la importancia de educar en la igualdad y en diversidad para que los espacios educativos queden libres de discriminacion y agresiones. Algunas voces  coinciden en que la ley extremeña que trabaja para ello pasa desapercibida para gran parte de la comunidad educativa.

 

Testimonios de realidad

Se les animó a no callar su dolor, y no lo han hecho. MIguel Ángel , Mario, Julia... Son sólo algunos de los niños que han subrido homofobia, bifobia y lesbofobia, a veces en el aula, ese ecosistema donde es fundamental la intervencion docente. "Quiero que los centros educativos sean espacios amables a la diversidad y hablen futuro, porque en la actualidad la gran mayoría de ellos no lo son", pedía Miguel Ángel.

Ursula Sancho, docente en el Insistuto Santiago Apostol, es también madre de dos niñas junto a Guadalupe. Tuvo problemas para poder desarrollar un taller de diversidad familiar en el aula. A pesar de la ley, y a pesar de que el nivel de acoso en la comunidad escolar LGTBI supera el 43%: "tenemos una Ley LGTBI aprobada por la unanimidad de la Asamblea, pero más del 80% de los profesores no conoce su existencia".

Son algunas de las situaciones que se han visibilizado hoy en el cuarto pleno Escolar que ha acogido el parlamento extremeño. Experiencias narradas en primera persona, desde distintos planos, con un mensaje que no ha parado de repetirse y que escuchan en la voz de Elsa: "Señoras y señores que se dedican a la política, sigan, pese a las amenazas, haciendo leyes que reconozcan que las personas somos diversas", afirmaba en un sentido discurso, "por encima de todo las personas transexuales tenemos derecho a ser como somos, no permitan que nos arrebaten la felicidad. Gracias". Justo después, toda la Cámara rompía a aplaudir.

La batuta el pleno ha corrido a cargo del IES Santiago Apóstol de Almendralejo, el primer centro de la región que forma parte de la Red de Espacios Educativos por la Diversidad.Ç

 

 

TEXTO: Ana Gragera

IMAGEN: Asamblea de Extremadura

 

 

 

 

 

Comentarios