26 Enero 2020, 14:25
Actualizado 29 Enero 2020, 09:46

El Compobox es una máquina de compostaje inventada por las hernanas Iris y Chanel Sopo y usada en el colegio de El Torviscal. Aquí, sus alumnos separan los residuos orgánicos y los convierten en abono. Una experiencia pionera que ya quieren copiar otros centros educativos y por la que ya se ha interesado la empresa Promedio. Podría llegar a ser el quinto contenedor a la hora de reciclar. 

Padres, alumnos, profesores y el resto de vecinos de El Torviscal están concienciados y con un solo objetivo alcanzar los residuos cero. Es sencillo, llevan los restos de frutas y verduras hasta el contenedor Compobox del colegio y una vez se transforma en compost vuelve de nuevo al huerto que cultivan en el centro.

 

Comentarios