9 Octubre 2020, 11:24
Actualizado 9 Octubre 2020, 14:14

Estar en el ojo del huracán significa estar en medio del lío, aunque esa parte de los huracanes es la que deja más calma. Pero el título de esta entrada no se refiere a ese sentido figurado de la expresión ¿Sabéis que para monitorizar los datos de los huracanes los científicos se meten literalmente en el ojo del huracán?

En este video colgado en Twitter ayer (día 8 de octubre) vemos a una de las aeronaves encargadas de este proceso de medición de datos y de seguimiento de huracanes en una misión sobre el huracán Delta, que vuelve a ganar potencia y que se sitúa a unos apenas 300 km al sur de la costa de Luisiana (EE.UU.) adonde llegará esta próxima madrugada (hora española) con vientos sostenidos de unos 195 km/h (es por lo tanto un huracán ya de categoría 3)

 

La tasa de intensificación del huracán Delta ha sido la más alta en la cuenca del Atlántico desde Wilma en 2005

En este video vemos la actividad de esta enorme estructura nubosa pero en las redes podemos encontrar videos de otras muchas misiones, como esta en la que vemos la pared interior del ojo del huracán Dorian, el 1 de septiembre de 2019, un huracán de categoría 5 (la máxima en la escala Saffir-Simpson)

Los huracanes mayores (más de categoría 3) pueden llega a tener un diámetro de más de 1500 a 1700 kilómetros

Ya lo veis la ciencia es mucho más divertida y peligrosa de lo que parece, aunque sentados tranquilamente en casa también podemos estar literalmente en el ojo del huracán

Comentarios