10 Agosto 2020, 20:38
Actualizado 10 Agosto 2020, 20:38

La Morera vive uno de sus días grandes más tristes de los últimos años. Este domingo habrían arrancado las fiestas de San Lorenzo, patrón de la localidad, y hoy se hubiera celebrado por todo lo alto. En lugar de eso, esta medianoche retroceden a la Fase 2 tras el brote declarado en el municipio que acumula ya 17 positivos.

La Junta ha anunciado la decisión esta misma mañana. Volver a la Fase 2 supone reducir al 40% el aforo de comercios, culto, bares y terrazas y limitar a un máximo de 15 personas las reuniones familiares.

Los vecinos ya han tomado medidas

Unas restricciones que, según el alcalde, los vecinos llevan cumpliendo desde que se conociera el primer contagio, el de una joven de 26 años, en una comunión celebrada en Aceuchal. Y medidas que saltan a la vista con sólo darse una vuelta por el pueblo. Calles vacías, bares cerrados y sólo las salidas justas y necesarias. 

En principio, los morereños permanecerán en esta fase 2 hasta el 24 de agosto. No obstante, si la situación evoluciona favorablemente y el brote se contiene, el consejero ha adelantado que la vuelta a la normalidad podría llegar antes. 
 

Comentarios