17 Septiembre 2020, 15:04
Actualizado 17 Septiembre 2020, 15:24

Los empresarios de salas de conciertos siguen sin saber si podrán volver a abrir sus locales. Estas salas fueron cerradas a mediados de agosto, después de que se autorizase su apertura tras el estado de alarma.

Es la borrosa fotografía que hacen todos los dueños de las salas de conciertos de Extremadura, como la sala Boogaloo de Cáceres o Atenea en Badajoz, que el año pasado ofreció medio centenar de conciertos. Este año ya ha tenido que anular 12 desde que abriera sus puertas en mayo.

Este jueves ha tenido lugar una manifestación, a nivel nacional, para alertar sobre la precariedad del sector, muy perjudicado, dicen, por las restricciones impuestas por la pandemia. 

 

Temas

Comentarios