8 Julio 2022, 17:50
Actualizado 8 Julio 2022, 18:08

En todas las profesiones hay pioneros, profesionales que tuvieron ante sí un campo de trabajo inexplorado y virgen y que tuvieron el desafío de abrir el camino que otros seguirían. Así ocurrió con el protagonista de hoy, Mariano Medina Isabel, el primer “hombre del tiempo” de la televisión de este país y meteorólogo de formación, una figura mediática gracias a sus apariciones en televisión.  

Nació en Las Ventas con Peña Aguilera, Toledo, el 8 de julio de 1922. Y fue allí de manera casual, ya que su familia, que residía habitualmente en Toledo, se trasladaba en verano a esta localidad monteña en busca de ambiente más fresco para soportar los rigores del verano.  

NASA
Mariano Medina en una de sus intervenciones en Televisión Española en los años 80.

Años antes de su nacimiento sus padres emigraron del pueblo a la ciudad. Su padre consiguió la plaza de bedel en Cámara Oficial de la Propiedad Urbana de Toledo, mientras que su madre estuvo trabajando, también de bedel, en la Escuela Normal de Maestras. Estuvieron viviendo unos años en el Palacio de la Diputación, en su ala oeste, muy cerca de las dependencias del Observatorio Sismológico, frente a la actual Radio Toledo, lugar donde tantas crónicas meteorológicas he ofrecido.  

Cursó la enseñanza media en Toledo y en octubre de 1938, ya en el último curso de Bachillerato, decidió alistarse en el Ejército Nacional. Duró poco esta etapa aventurera. Cayó enfermo a los pocos días de ingresar, estando de baja hasta el 31 de marzo de 1939. Al día siguiente terminó la contienda. De ahí, pasó a la Universidad Central (actual Complutense) donde se licenció en Ciencias Físico-Químicas en 1943.

Tras suspender los exámenes para acceder a una plaza de catedrático de Instituto, Medina se presentó, animado por un desconocido que se encontró mientras comprobaba los resultados en el tablón, a las pruebas del Ejército del Aire. Las salvó con excelentes resultados, tan buenos que fue número uno de su promoción. Acabó con la titulación de meteorólogo en enero de 1945.  

NASA
Mariano Medina en una de sus intervenciones en Televisión Española.

Su primer destino fue la Oficina Meteorológica del Aeropuerto de Barajas y de allí pasó a la Oficina Meteorológica del Aeropuerto de San Pablo, en Sevilla. Se casó y de la capital andaluza regresó de nuevo a Madrid, esta vez como profesor de Física de la Universidad Central donde estuvo hasta 1954. En aquellos años ingresó, mediante oposición, a la sección de Meteorología Pura del CSIC donde estuvo hasta 1971.  

La popularidad de Mariano vino, de forma casual, en octubre de 1956. Recibió una llamada de teléfono de Pío Pita, el responsable de predicción del Servicio Meteorológico Nacional, porque Televisión Española tenía previsto comenzar sus emisiones regulares. Se barajaron varios candidatos y Mariano fue el elegido. El día 30 fue su estreno alcanzando una gran popularidad en muy poco tiempo. Al año siguiente dio el salto a la radio en el programa “Cabalgata del fin de semana”, en el que también tuvo un gran renombre.  

NASA
Hubo un tiempo en que la imagen de Mariano Medina no aparecía por completo en televisión, sólo su brazo. Se hablaba del "Brazo de Santa Teresa"

En pocos meses a Mariano se le multiplicó el trabajo. Debía compaginar su trabajo en el antiguo Servicio Meteorológico Nacional (actual AEMET) con sus intervenciones en los medios de comunicación. Lo estuvo compaginando hasta los primeros días de 1985, momento en el que la ley de Incompatibilidades impedía a él, a su hermano Fernando y a su compañera Pilar Sanjurjo (de la que ya hemos hablado por aquí) trabajar al mismo tiempo en las dos entidades públicas.  

La segunda mitad de la década de los 60 fue un periodo especialmente fructífero: como meteorólogo facultativo, accedió a una de las direcciones del Centro de Análisis y Predicción, pasó a la sección de Meteorología Marítima, presentó su novedosa tesis (“La correlación entrópica y su aplicación al experimento físico”, doctorándose en 1966) y publicó algunas de sus obras de divulgación más conocidas.  

NASA
"Teoría de la predicción meteorológica basada en teoremas de vorticidad", de Medina. Una de sus mayores contribuciones a la Meteorología Teórica. 

En los 70 propuso una reorganización del Centro de Análisis y Predicción en la que se diese un mayor peso a la predicción numérica, idea que se materializó en 1977. Al año siguiente el Servicio Meteorológico Nacional pasó a ser el Instituto Nacional de Meteorología (INM). Con esta nueva reestructuración a Medina le ofrecieron el Servicio de Predicción. 

NASA
Descubrimiento del monolito en Las Ventas con Peña Aguilera (Toledo), en la plaza donde nació Mariano Medina. Noviembre de 2008.

La recta final de su vida laboral tuvo algunos sinsabores. Se vio obligado a abandonar sus cargos en el INM e intentó colocarse en otros puestos dedicados a la Meteorología, pero no tuvo suerte. Ya en los 80 apenas escribió un par de libros, así como artículos y estudios científicos, cerrando este ciclo su obra “La predicción del tiempo basada en teoremas de vorticidad”, uno de sus mayores legados.  

Falleció en su casa de Madrid, de manera repentina, el 28 de diciembre de 1994 y fue enterrado en Toledo al siguiente, acompañado de familia y amigos, en la más estricta intimidad, alejado de toda popularidad.   

NASA
"Iniciación a la Meteorología", una de las obras más populares de Mariano Medina. 

Afortunadamente, en los últimos años la figura de Medina se está revalorizando. El primer homenaje póstumo que se realizó a esta figura fue el 16 de noviembre de 2008, con motivo del centenario del Observatorio Meteorológico de Toledo organizado, precisamente, por quien firma estas líneas. También intenté crear una asociación meteorológica con su nombre allá por el año 99.  En septiembre de 2012 se hizo otro más en el Ayuntamiento de Toledo. En noviembre de 2019 la AEMET presentó el proyecto MEDINA (Meteorología, Educación y Divulgación en el Ámbito Nacional) destinado al acercamiento de la Meteorología al gran público.  

NASA
Descubrimiento del monolito en Las Ventas con Peña Aguilera (Toledo), en la plaza donde nació Mariano Medina. Noviembre de 2008.

Para este otoño la Delegación de la Agencia Estatal de Meteorología en Castilla-La Mancha tiene en mente realizar unos actos en la capital toledana, reuniendo a familiares, compañeros y amigos, además de diversas autoridades. Lo iremos contando.  

Más información en  

https://www.divulgameteo.es/fotos/misarticulos/Recuerdos-ense%C3%B1anzas-Medina.pdf 

Más Información
Imagen

Fallece Pilar Sanjurjo, la primera "mujer del tiempo" de España

Imagen

Felisa Martín Bravo, la primera meteoróloga española

Comentarios