19 Mayo 2022, 12:42
Actualizado 19 Mayo 2022, 12:42

La Consejería de Educación busca alternativas al aire acondicionado para suavizar las temperaturas en las aulas cuando hace mucho calor. 

Desde Educación han realizado un estudio de temperaturas en dos colegios, uno de Cáceres y otro de Mérida. En el primer caso las altas temperaturas pusieron en riesgo la calidad educativa entre 6 y 7 días en el curso, y en el segundo, entre 10 y 12 días.

"No parece razonable utilizar una tecnología cara para un período tan corto"

Por ello, creen en referencia al aire acondicionado que "no parece razonable utilizar una tecnología cara, que consumo mucha energía y obliga a instalar una potencia muy grande en los centros para un período tan corto", según ha comentado Eduardo García, Jefe del Servicio de Obras y Proyectos de la Consejería de Educación. En su lugar han iniciado un proyecto piloto en el colegio Ciudad de Mérida para probar la tecnología de climatización adiabática.

"Puede consumir la tercera parte de la climatización convencional"

Este sistema consigue refrigerar el aire mediante evaporación de agua y cuenta con ventajas frente al aire acondicionado como "unos costes de funcionamiento muchísimo más económicos, puede consumir la tercera parte de la climatización convencional. Además ayuda a renovar el aire de las estancias".

También, en el mismo colegio, prueban otro sistema. Han instalado en los vidrios láminas que rebajan la luminosidad y, por tanto, el calor.

En los meses de mayo, junio, septiembre y octubre recabarán datos de temperatura con los dos sistemas para analizar los resultados que provoca cada uno en la climatización de las aulas y estudiar su posible instalación en otros centros de la región.

 

Comentarios