23 Mayo 2022, 14:04
Actualizado 23 Mayo 2022, 14:04

CSIF Extremadura, que ha convocado a los docentes preuniversitarios a una huelga general el próximo 30 de mayo, ha apelado este lunes a la "unidad" de todos los sindicatos y a que se sumen a las reivindicaciones para que la Consejería de Educación "recapacite y convoque las mesas de negociación".

En rueda de prensa, el presidente regional de CSIF, Benito Román, ha indicado que los docentes en la región se sienten "olvidados, despreciados y ninguneados" por parte de la Consejería, a la que ha acusado de cambiar "la negociación por el caos, instalando así la incertidumbre".

Por ello ha pedido que la Junta "cambie a la senda del dialogo y la negociación" y cumpla con lo prometido, ya que de no ser así "no será la ultima reivindicación entre los más de 55.000 trabajadores en los sectores de la educación, sanidad y personal administrativo de la Junta".

Román ha incidido en que el objetivo es llegar a un acuerdo y que convoquen las mesas de negociación que corresponden para que los docentes puedan tener "su reconocimiento, su dignificación y lo que se les debe, ya que aún hay tiempo para que se recapacite y se puedan reunir".

Por su parte, la presidenta del sector de Educación del sindicato, Mercedes Barrado, ha recordado que el pasado 6 de mayo ya se pidió el cese de la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, y que esta convocatoria de huelga "llega a causa de la falta de negociación y por el hartazgo que sufren los trabajadores educativos de la región".

Ha explicado que el motivo convocar el paro el 30 de mayo es porque se acerca el fin de curso y los docentes tienen las evaluaciones finales así como diversas actividades pendientes, "y, sobre todo, porque el adelanto del inicio del próximo curso al 6 de septiembre ha sido la gota que ha colmado el vaso".

Entre otros motivos, Barrado ha mencionado también el incumplimiento de acuerdos como la no vuelta a las 18 horas lectivas y de reducción de jornada a los mayores de 55 años, así como una falta de negociación ante la reducción de plantillas y el recorte de plazas, todo ello sin "ningún acuerdo para mejorar las condiciones".

"Es mal momento para este tipo de recortes ya que se está consiguiendo reducir la tasa de abandono escolar y ponen en peligro la atención personalizada que tan bien esta funcionando a raíz de la pandemia", ha subrayado en este sentido.

Por su parte, el delegado en Cáceres del sector autonómico de Educación del sindicato, Agustín Rivero, ha precisado que los recortes no son eliminar los docentes de apoyo, sino que "se quiere hacer la propuesta de reducción que ya estaba establecida antes de que llegase la pandemia, es decir, tener menos de lo que se tenía hace tres años".

En este sentido, Barrado ha expresado que no hay datos concretos de las plazas que dejarán de estar disponibles, ya que solo llegan las informaciones remitidas por las direcciones de los centros y por la falta de actualización de la nueva LOMLOE, que aun no se conoce en Extremadura y que "es necesaria para adaptar los currículos de cara al próximo curso". 

Más Información
Imagen
Manifa CSIF en Mérida

CSIF convoca una huelga en educación para el 30 de mayo

Temas

Comentarios