7 Abril 2022, 10:49
Actualizado 7 Abril 2022, 11:42

José Antonio Monago ha ganado peso en la cúpula del PP tras ser elegido nuevo presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías de esa formación. En una entrevista en el informativo Primera Hora de Canal Extremadura Radio, el también líder del PP regional asegura que todavía le quedan "páginas por escribir", principalmente en nuestra comunidad (donde seguirá teniendo su residencia), pero también en Madrid. En cualquier caso, afirma que ahora está centrado en dirigir a los populares extremeños. 

Precisamente sobre si optará a la reelección como presidente regional de los populares, asegura que es una decisión suya "pero que quiero compartir con más gente; en primer lugar, con Núñez Feijóo: quiero escuchar su opinión"Si obtiene su visto bueno -añade- habrá que ir "paso a paso" para decidir sobre su candidatura "sin adelantar ninguna hipótesis". Por Monago asegura "ser uno más", y sostiene que hay que escuchar a mucha gente para no estar "al capricho". "Mi premisa la conocen todos los extremeños: estoy a disposición de mi partido, de los extremeños y del país", explica.

"Estoy a disposición de mi partido, de los extremeños y del país"

En sus palabras, en cambio, se dejan entrever algunas pistas. Monago recalca que el propio Feijóo ha sentado las bases de los congresos regionales: que sean de unidad (y por tanto sin competición de candidatos) y con aspirantes experimentados: "No se puede venir a aprender ni solo con la ilusión; es necesaria la experiencia", defiende.

Nuevo cargo

En cuanto a su nueva responsabilidad al frente del Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP, Monago discrepa de que ese cargo sea una salida digna: "Eso será para los que están cerrando la puerta de su vida política, y no es mi caso; fíjese usted en el Papa, yo estoy hecho un chaval", ilustra; y reivindica el aval de sus años al frente del Partido Popular en Extremadura, su legislatura como presidente de la Junta y su etapa en la Diputación de Badajoz y como teniente de alcalde y portavoz del Ayuntamiento de la capital pacense.

Una puesta en valor de la experiencia que va de la mano de la figura del nuevo líder nacional, Núñez Fejóo; con él -afirma Monago- vuelve el sentido común. De cara a los congresos regionales del Partido Popular, Monago subraya que Feijóo quiere ejecutivas marcadas por la unidad.

Sevilla, punto de inflexión

En opinión de Monago, el reciente cónclave nacional de los populares, celebrado en Sevilla, marca un antes y un después en la trayectoria del PP. A su juicio, el partido transmite confianza al mostrarse como moderado, de centro y con un profundo sentido de estado. El mandatario regional de esa formación indica que quieren sentirse cómodos en el centro-derecha.

"Pueden contar con nosotros para acordar grandes políticas que beneficien al conjunto de los ciudadanos"

Respeta, eso sí, a quien se posiciona en los extremos, en referencia a Vox por parte de la derecha y a Podemos por parte de la izquierda. Y prefiere no entrar a valorar posibles pactos con Vox tras las próximas elecciones autonómicas porque el partido que dirige Santiago Abascal no tiene en este momento diputados en la Asamblea"

Bajar impuestos

José Antonio Monago pone el acento en que una reforma fiscal no se hace de manera urgente, pero una rebaja fiscal sí, porque "el bolsillo le está doliendo a los españoles hoy". Se refiere a la del IRPF; opción que defiende teniendo en cuenta que la actual inflación -de casi el diez por ciento- ha empobrecido a la población.

La mejor forma de aliviar esa subida de precios, asegura, es con esa rebaja de impuestos, porque "hay margen para ello". Recuerda que de esa forma se puede dinamizar la economía. Y avisa también de que el conflicto en Ucrania se alargará en el tiempo, con la incertidumbre económica que el escenario bélico trae consigo.

La situación de Extremadura es -continúa- una gran oportunidad para el PP, porque los grandes proyectos de los que hablaba el Gobierno regional del PSOE en unos casos no acaban de concretarse (como la azucarera de Mérida o la ciudad inteligente Elysium City en Castilblanco) y en otros se han visto frustrados, caso de la fábrica de baterías de litio, que al final estará en Sagunto (Valencia). Han sido -recalca- "grandes decepciones que han hecho que la autoestima del pueblo extremeño baje varios peldaños"Relativiza además la trascendencia de la recién aprobada Ley de Simplificación Administrativa, que llega -a su entender- "un poco tarde".

Paro y presupuestos

Los datos del desempleo, que siguen siendo elevados en nuestra comunidad, son -según el líder del PP en Extremadura- un indicador de que las cosas no están funcionando bien en Extremadura. Y ante el nuevo escenario internacional que se dibuja, ve factible elaborar unos nuevos Presupuestos extremeños, siempre y cuando haya voluntad política para ello. Lamenta -eso sí- que en muchas partidas el dinero público se sigue gestionando como si no hubiera pasado nada en los últimos meses. Critica, por ejemplo, que Extremadura haya aumentado en siete millones de euros  la partida para los altos cargos. Y ve prioritario definir, para reducirlas, las partidas que implican gastos improductivos.

 

 

Comentarios