10 Agosto 2021, 10:30
Actualizado 10 Agosto 2021, 16:14

Todos los años, la Tierra atraviesa el campo de residuos que dejó la cola del cometa Swift-Tuttle. Siempre en torno al 10 de agosto, siempre cuando se conmemora el martirio de San Lorenzo, que murió asado y por el que San Lorenzo del Escorial tiene la forma de una parrilla. Se cuenta que el santo dijo: "Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho". Sus lágrimas son las estrellas que caen del cielo. 

Los griegos, mucho antes, nos contaron la historia de las perseidas

Perseo, por Olga Ayuso
Perseo de Cellini en Florencia. Foto: Olga Ayuso

Perseo era hijo de Zeus y de la ninfa Dánae. La leyenda la cuentan de modo precioso, que Zeus llegó y se transformó en lluvia dorada, pero la ninfa no quería. Los dioses griegos violaban por doquier. Bueno, a decir verdad, la ninfa no quería y su padre tampoco, porque un oráculo le había anunciado a él, de nombre Acrisio (rey de Argos) que moriría a manos de su nieto. Cuando Acrisio se entera de que su hija, a la que había encerrado para que no conociera a varón, había engendrado a un hijo, los arroja al mar. Pero Zeus le pide a Poseidón, el rey de los mares, que los salve. 

Llegaron a la isla de Serifos. En esa isla gobernaba el rey Polidectes, que se enamora de Dánae. Luego la cosa se complicó y queremos hablarles de las estrellas, así que vamos a abreviar y a decirles que, en todo esto, hay un dios enfadado porque una mujer virgen no se acostó con él y que la transformó en un monstruo de cabellos de serpiente a la que Perseo mata. Era la Medusa. Nos dijeron que era una villana, pero miren ustedes. Pobre criatura.

Podríamos observar las perseidas pensando en ella y no en Perseo. 

El proyecto de cooperación transfronteriza Globaltour Euroace, en el que participa la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, ha organizado varias sesiones de astroturismo para la observación de las perseidas en diferentes enclaves de la región, dentro de las actividades de la estrategia de promoción del turismo astronómico ‘Extremadura, buenas noches’. Hoy, día 10 de agosto, podremos ver las perseidas en la Dehesa de Arroyo de la Luz; y el miércoles 12 de agosto finalizará la programación en el Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural El Anillo, en Guijo de Granadilla.

"Las sesiones de observación de las perseidas, que comienzan a las 21:45 horas, incluyen desplazamiento en autobús para el grupo de personas asistentes hasta los miradores celestes, reconocimiento de constelaciones a simple vista, y observación a través de telescopios; además de música en directo y leyendas mitológicas para interpretar el firmamento", según ha informado la Junta en nota de prensa.

Conoceremos más de las estrellas, de los mitos y de cómo pensar de nuevo en historias que ya nos han contado. No hay plan mejor.

Más Información
Imagen
Una joven observa la lluvia de estrellas
my image

Dónde y cómo ver las perseidas en Extremadura

Imagen

La cita astronómica de cada verano: llegan las perseidas

Imagen

Tres sesiones de astroturismo para observar las perseidas

Comentarios