10 Junio 2021, 14:45
Actualizado 10 Junio 2021, 14:50

Ni rastro de filósofas en el temario de la EBAU. En el examen de Historia de la Filosofía no hay ni una sola pensadora que los estudiantes de la antigua Selectividad hayan tenido que estudiar para prepararse. Seguro que les suenan las enseñanzas de Sócrates, Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino, Maquiavelo, Descartes, Hume, Locke, Marx o Nietzche, todos grandísimos pensadores y todos hombres. Y no es que las mujeres desde el inicio del pensamiento crítico no tuvieran opiniones o teorías es que han sido invisibilizadas en el temario.

Sócrates, Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino, Maquiavelo, Descartes, Hume, Locke, Marx o Nietzche, todos grandísimos pensadores y todos hombres. 

Vamos a dar su sitio algunas de las grandes filósofas de la historia. Comenzamos por María Zambrano: pensadora, filósofa y ensayista española que a pesar de nacer en 1904 y de tener una extensa obra, no fue reconocida hasta finales del siglo pasado. Entre sus galardones póstumos un Príncipe de Asturias y un Premio Cervantes, pero aún así no está incluida en el temario de la EBAU.  

Zambrano, Beauvoir o Diotima de Mantinea son algunos nombres propios del pensamiento filosófico 

Si ampliamos las fronteras y las épocas, también sobran los ejemplos. Simone de Beauvoir es una filósofa francesa conocida por ser una gran defensora de los derechos de la mujer. Su obra está dentro de la corriente del existencialismo, una corriente que hay que estudiar para la EBAU pero en la que no se la nombra. La obra de Beauvoir, “El segundo sexo”, es fundamental en la historia del feminismo

En las bases culturales que todo alumno o alumna debe saber para acceder a la universidad cobran gran importancia las teorías filosóficas del mundo, los orígenes de la existencia, el análisis de lo divino y las singularidades del ser humano. Ámbitos del pensamiento en los que destacan autores como Platón o Sócrates. Pero también había mujeres pensadoras a pesar de la jerarquía diferenciadora de la sociedad griega, en la que la mujer estaba destinada a ser reproductora y a no tener voz fuera de su casa.

Diotima de Mantinea es una de las primeras filófofas griegas, tiene tanta importancia que fue maestra de grandes pensadores griegos. Sócrates, e incluso Platón, reconoce en su obra 'El banquete' que todo lo que sabe de la filosofía del amor es gracias a ella, por tanto sus ideas sirvieron de fuente de inspiración a la teoría del amor platónico.  

Terminamos hablando de la autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadanía en 1791. Olympe de Gouges fue el pseudónimo utilizado por Marie Gouze, escritora, dramaturga y filósofa política francesa. Murió en la guillotina por sus ideas.

Ninguna mujer está en el temario de Filosofía de la EBAU 

A pesar de sus logros, ninguna de estas mujeres aparece en el temario de este año. Pero no sólo este año, tampoco en los anteriores. Y no sólo en la EBAU, tampoco en 1º y 2º de Bachillerato. Inmaculada Morillo, profesora de esta materia y de igualdad de género en el Instituto Santa Eulalia de Mérida, lo tiene claro: "No incluirlas contribuye  a la perversa idea de que las mujeres no hemos hecho nada para ser incluidas en los manuales de referencia" 

"No incluirlas contribuye  a la perversa idea de que las mujeres no hemos hecho nada" 

Para obtener las razones de por qué no encontramos ninguna filósofa en estos temarios tenemos que buscarla, dice Morillo, "en nuestra tradición, que ha invisibilizado y relegado a un segundo plano las aportaciones de las filósofas por el hecho de que ser mujeres".  Las aportaciones de estas pensadoras en el campo filosófico están en igualdad de méritos, remarca, a las de los hombres.

Sin referentes femeninas para las jóvenes 

Además, Morillo denuncia que si los temarios no contemplan a las mujeres filósofas, pensadoras, creadoras, se priva a las jóvenes y las niñas de referentes femeninos. Y se contribuye a la idea de que el sexo femenino es inferior y sucumbiendo al machismo, que es la base de todas las formas de violencia que sufrimos las mujeres.  

 

 

 

Comentarios