26 Septiembre 2022, 12:35
Actualizado 26 Septiembre 2022, 12:35

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un vecino de Badajoz que fue sorprendido cuando circulaba en su coche con una mujer y de la que tenía una orden de alejamiento, y en el que le intervinieron 40 kilos de picadura de tabaco de contrabando y 957 cigarrillos de fabricación casera, que iban destinado a su venta clandestina.

La actuación tuvo lugar el pasado jueves, cuando patrullas de la Guardia Civil de Badajoz que realizaban un control interceptaron un turismo que circulaba por la carretera N-523, a su paso por el término municipal de Puebla de Obando.

Tras identificar a su conductor y la acompañante, ambos vecinos de Badajoz, se pudo comprobar que al varón además de tener numerosos antecedentes policiales, le constaba una orden de alejamiento con respecto a la mujer.

En la inspección del vehículo, los agentes hallaron en el maletero bolsas que contenían en su interior un total de 40 kilos de tabaco picado sin fiscalizar, así como 957 cigarrillos de fabricación casera, una material que transportaba desde la provincia de Cáceres, para posterior fabricación casera de cigarrillos y supuesta venta clandestina en esta capital pacense.

De la picadura intervenida se podrían obtener unos 28.500 cigarrillos, según calcula la Guardia Civil en nota de prensa.

Ante los citados hechos, además de la denuncia administrativa por Infracción a la Ley de contrabando a la que se enfrenta a multas de un mínimo de 2.000 euros, más el duplo del valor de los bienes, mercancías, géneros y objetos intervenidos, se le detuvo por un delito de quebrantamiento de condena al no cumplir la orden de alejamiento con respecto a su pareja sentimental.

Comentarios