13 Mayo 2021, 16:13
Actualizado 13 Mayo 2021, 16:14

Acuerdo en un juicio sobre abusos sexuales en Badajoz. La Audiencia Provincial ha condenado a 7 años y un mes de prisión a un hombre por un intento de agresión sexual, además de los delitos de maltrato habitual, amenazas y lesiones a una menor de 14 años. 

La vista, que se iba a celebrar esta mañana, se ha suspendido porque finalmente se ha llegado a un acuerdo entre la Fiscalía, la acusación particular y la defensa. Un acuerdo de conformidad, que se ha alcanzado a propuesta del Ministerio Fiscal, que hoy ha retirado su petición por abuso sexual continuado al considerar "la inmadurez" del acusado en el momento de los hechos y la discapacidad intelectual de éste. 

De esta forma, de 21,5 años de prisión que pedía la Fiscalía y 23 por parte de la acusación particular, se ha rebajado la condena a 7 años y un mes de cárcel por el resto de delitos de los que se le acusaba: 3 de años y 10 meses por el delito de intento de agresión sexual, 1 año y 9 meses por maltrato habitual, 9 meses por un delito amenazas y otros 9 meses por lesiones.

Orden de alejamiento de 22 años

Además al acusado se le ha impuesto una orden de alejamiento de la víctima a una distancia no inferior a 600 metros, durante 22 años. También se le ha retirado la patria potestad de la hija que tenían en común durante 6 años y se le inhabilita para ocupar en cualquier trabajo u oficio relacionado con menores durante otros siete.

El procesado tendrá que indemnizar a la menor con 40.400 euros por daños y responsabilidad civil. 

Acuerdo agridulce

Para Fernando Cumbres, abogado de la acusación particular, el acuerdo alcanzado es "agridulce", ya que se ha rebajado demasiado la pena, tras retirarse los cargos por abuso sexual. Pero están contentos, porque señala, se ha logrado "el objetivo de proteger a su defendida y a la hija de ésta durante más de 20 años". 

El abogado de la defensa por su parte, no ha querido hacer declaraciones. 

Hechos en 2018

Los hechos tuvieron lugar entre 2018 y 2019, cuando la menor tenía 14 años y el acusado 22.  Ambos iniciaron una relación sentimental, fruto de la que tuvieron una hija. 

Según recogía el escrito de calificación, durante el tiempo que duró la relación y tras romper, el acusado habría insultado, maltratado e incluso amenazado de muerte a la víctima. 

El intento de agresión sexual, se produjo una vez rota la relación en casa del acusado. La menor se negó a tener relaciones sexuales con el hombre, que presuntamente la golpeó y forzó, desnudándola y realizándole tocamientos. Finalmente no logró su propósito, porque llegó al domicilio la madre de la menor, a la que en un descuido consiguió pedir ayuda. Entonces, el juez decretó para el hombre su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

 

 

Comentarios