26 Abril 2022, 11:55
Actualizado 26 Abril 2022, 14:38

La ciudad de Cáceres prevé albergar uno de los Data Center más modernos y limpios de Europa. Alimentado con energía cien por cien renovable, se trata de una plataforma que dará servicio a las empresas que trabajan en la nube.

Los centros de datos son el lugar donde se almacena y procesa la información de la nube, de internet. Ver una serie, compartir una foto o hacer una compra online son acciones que requieren de la existencia de esta infraestructuras, servidores, que consumen mucha energía y generan mucho calor.

La peculiaridad de este proyecto es que esos servidores se van a alimentar con renovables. Se van a construir dos fotovoltaicas para suministrar energía limpia a los siete edificios de 10 MW cada uno donde se alojarán los servidores y se creará un lago artificial, con agua procedente de la Estación de Aguas Residuales de Cáceres, para enfriar los servidores.  
 

Las previsiones de los promotores (Ingenostrum) sitúan el inicio de las obras de la primera fase en octubre de 2023. La inversión prevista es de unos 800 millones de euros. Los promotores confían en que se una a la conexión marítima de fibra óptica entre Europa y América a través de Bilbao y Sines, en Portugal. Una situación estratégica que convertiría a Extremadura en un nodo de conexiones para la grandes infraestructuras de transmisión de datos por internet.

Para reducir al máximo la contaminación, se recurrirá a la construcción de un lago artificial para refrigerar la energía producida y dos plantas fotovoltaicas, una para autoconsumo del centro de datos y otra de mayor capacidad que podría suministrar energía renovable adicional.

Plan energético del Data Center

El alcalde de la ciudad afirma, Luis Salaya, asegura que el proyecto "es casi con toda probabilidad lo más importante que le ha pasado a Cáceres desde su declaración como Patrimonio de la Humanidad".
 
Durante la construcción se crearían 1.200 empleos y cuando comenzase a funcionar, unos 250 especializados. Además, se espera que el proyecto atraiga a más empresas de ingeniería y software que ampliase el parque ecoindustrial a lo largo de la década con empresas tecnológicas complementarias.

El proyecto ha sido presentado este martes en la sede de la Presidencia de la Junta de Extremadura en un acto al que además de Luis Salaya han asistido tanto el jefe del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara y diferentes representantes públicos y privados.

Comentarios