4 Julio 2022, 13:42
Actualizado 4 Julio 2022, 13:44

Condenado un guardia civil de Cáceres por acoso a una compañera. La Sala Militar del Tribunal Supremo confirma la sanción de seis meses y un día de suspensión de empleo que firmó la ministra de Defensa en septiembre de 2020 y que confirmó un año después, el Tribunal Militar Central.

Los hechos se produjeron dos años antes en el puesto de la Guardia Civil de Santiago de Alcántara, cuando el cabo y la guardia civil hicieron el servicio juntos. Y están tipificados como falta muy grave consistente en "toda actuación que suponga acoso por razón de sexo", prevista en el artículo 13 de la Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, de régimen disciplinario de la Guardia Civil. 

Comentario sexuales y machistas

Según recoge la sentencia del Supremo, ha quedado acreditado que este hombre realizaba constantes comentarios de contenido sexual y machista. Frases del tipo: "estamos solos en el pabellón y nos lo podíamos pasar muy bien juntos", "¿Por qué no me pintas un reloj en la punta de la polla?",  "todas las mujeres son unas putas" o "te han crecido las tetas".

Esta situación provocó en la mujer una alteración emocional y de comportamiento y requirió la activación de oficio del protocolo de acoso laboral y sexual en la Guardia Civil.

La acosada fue atendida en el Servicio de Psicología de la Comandancia de Cáceres. Y ese servicio propuso que se adoptaran medidas cautelares y preventivas inmediatas para que cesara la situación de acoso.

El caso se elevó al ministerio de Defensa, que fue desde donde se le impuso la sanción de seis meses y un día de suspensión de empleo. Una sanción que el cabo ha recurrido hasta en dos ocasiones. La primera, al Tribunal Militar Central, que confirmó la sanción el 28 de septiembre de 2021. Y la segunda, a la Sala Militar del Tribunal Supremo, que rechazó su recurso de casación y resolvió el pasado 8 de junio mantener la sanción.

La sentencia ahora ya sí es firme. 

Comentarios