Badajoz
26 Mayo 2021, 10:25
Actualizado 26 Mayo 2021, 12:29

Extremadura se queda sin parque acuático tras declararse AquaBadajoz, el antiguo Lusiberia, en situación de concurso de acreedores al no ser capaz de asumir las deudas que arrastraban en los últimos años y tras la última temporada en la que tuvieron que cerrar sus puertas de manera anticipada por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El equipo que gestiona la sociedad ha confirmado a Canal Extremadura que ya se ha nombrado a un administrador concursal y será este la persona que se hará cargo de la situación de la empresa de manera temporal hasta su liquidación.

Entre las opciones que hay sobre la mesa está la de vender la empresa por lotes, en un paquete único o liquidarla en su totalidad, aunque según confirma María del Mar Asensio, directora de Aqualand Badajoz, empresa encargada de su gestión hasta ahora, adelanta que la intención es que el parque cambie de manos.

“En principio la idea de los administradores concursales es intentar conseguir un comprador o que el parque salga a subasta y la persona que se quede con él decida su futuro” 

Sin embargo, la propia directora en funciones de la empresa asegura que tal y como está la situación en la actualidad, la situación económica puede lastrar las negociaciones, aunque añade que “puede haber gente interesada en resucitar el proyecto”.

Contactos en marcha

El administrador concursal que se encargará de conducir las negociaciones para esclarecer el futuro de la empresa ha confirmado a Canal Extremadura que ya ha recibido las primeras llamadas de empresas interesadas en conocer la situación económica de la sociedad.

Así las cosas, la intención es salvar el proyecto y las instalaciones si se encuentra a una persona o entidad que quiera continuar con el proyecto y mantener el parque, subraya, bien acuático o bien de ocio en general.

Sin embargo, y a pesar de esas primeras llamadas, es prácticamente inviable que el parque abra sus puertas este verano, pues en el mejor de los casos, una negociación fructífera no se cerraría al menos hasta mitad de julio, lo que tiraría por tierra la mitad de la temporada.

El administrador concursal elaborará ahora un informe sobre la situación económica de la empresa en la que se pongan de manifiesto las deudas que arrastra Aqualand Extremadura para que las posibles empresas interesadas realicen o no su oferta al respecto.

El coronavirus, la última estocada

La situación económica del parque no era la mejor, reconoce la portavoz del consejo de administración que ya ha sido cesado, pero el último equipo directivo había conseguido, señala, maximizar los beneficios, pues estaba volcado con el proyecto.

Sin embargo, la pandemia y el cierre adelantado de las instalaciones en mitad de la temporada, algo que ocurría el 26 de julio del año pasado, ha sido la puntilla a la delicada situación de las cuentas del parque.

María del Mar Asensio, ya exdirectora del parque, reconoce que era una empresa complicada, pero lamenta la falta de ayudas por parte de las diferentes administraciones ya que, según defiende, pese a ser una empresa privada, AquaBadajoz prestaba un servicio a Extremadura.

“No hemos tenido ayudas por parte de los organismos públicos. Era una empresa ya tocada y el Covid la remató”

La antigua gerente dice que desea un futuro mejor para el parque y espera "que se encuentre a las personas que lo puedan seguir llevando bien".

100 puestos de trabajo destruidos

El parque mantenía a una plantilla fija todo el año de unas 8 personas, pero en temporada alta la empresa daba trabajo a cerca de 100 personas que ahora ven sus puestos de trabajo temporal destruidos a la espera de conocer qué pasará finalmente con las instalaciones.

Asensio confirma también que ya se han devuelto todas las entradas vendidas de manera anticipada y que no se pudieron disfrutar por la cancelación de la temporada, así como el dinero que se anticipó para la celebración de las comuniones que habían contratado sus servicios. 

Fragoso dice que no aportará dinero

El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, se ha referido a esta situación y ha dicho que el papel de la administración pública no puede ser “aportar dinero a una empresa privada porque hoy es Lusiberia y mañana es cualquier empresario”.

Fragoso: "El papel de la administración pública no puede ser “aportar dinero a una empresa privada"

El alcalde ha puntualizado que la actividad que AquaBadajoz ejercía en el antiguo Lusiberia era una concesión de una actividad que ya no es viable para la empresa Aqualand Badajoz, gestora del parque y que, en caso de no llegar a buen puerto, se volvería a sacar a concurso.

El Faro lamenta el cierre

El centro comercial El Faro ha asegurado a Canal Extremadura que el cierre de AquaBadajoz es una noticia triste porque “manteníamos muy buenas relaciones comerciales con el parque acuático”, según subrayan fuentes del negocio consultadas por Canal Extremadura.

Pese a no tener contabilizados el número de personas que han llegado a las instalaciones del centro comercial con origen en el parque acuático, la empresa gestora del Faro ha afirmado que en verano sí se notaba el número de clientes que llegaban a los negocios de restauración de la gran superficie desde el parque acuático. “Aprovechaban y terminaban el día aquí”.
 

 

Comentarios