2 Noviembre 2022, 12:50
Actualizado 2 Noviembre 2022, 16:09

El Ministerio de Transportes ha abierto una investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido ayer en el Alvia Madrid-Badajoz. Lo ha anunciado en el Congreso la titular de ese departamento, Raquel Sánchez, en respuesta a una interpelación del Partido Popular sobre las medidas que piensa adoptar el Gobierno ante el creciente deterioro de los servicios ferroviarios. 

El diputado popular Andrés Lorite lamentaba las imágenes de los pasajeros sentados en el suelo en los coches del tren durante el día de ayer. Una incidencia del tren extremeño que ha supuesto un "retraso impresionante", asegura. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, le ha contestado, afirmando que se han iniciado ya las investigaciones para "averiguar qué es lo que ocurrió y corregir esa y todas las incidencias que se dan en esa línea".

Tren extremeño

La Junta reclama depurar responsabilidades

 

En Extremadura, la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda de la Junta de Extremadura, Leire Iglesias, ha advertido de que "o se conoce hoy quién es el responsable de lo sucedido este domingo con el tren Alvia 730 o la máxima autoridad en Renfe, su presidente, será quién tenga la responsabilidad", y eso se traduce en dimisiones o ceses, ha señalado.

Así lo ha manifestado la consejera a los medios de comunicación, que ha mantenido una reunión con los coordinadores del servicio y pedirles "explicaciones de lo sucedido". Tras escucharles, ha recalcado, "esa incidencia sigue sin tener ningún tipo de justificación".

"Esto no tiene justificación, es inexplicable"

Para la consejera, "no parece razonable que después de haber hecho una inversión millonaria y haber adecuado unos vehículos para prestar el servicio, se produzca una circunstancia de que el relevo de la persona que tenía que prestar la conducción del tren no tuviera la habilitación para circular por la vía. Esto no tiene justificación, es de todo punto inexplicable", ha insistido.

Para Iglesias, "no solo vale con pedir disculpas por parte de Renfe, sino que exigimos que se tomen las responsabilidades respecto de las personas que no hicieron adecuadamente la grafía de maquinistas", algo que "o sabemos hoy quien es el responsable o la máxima autoridad en Renfe, su presidente, será la que tenga la responsabilidad", ha recalcado.

La consejera ha subrayado que desde Renfe insisten en que lo ocurrido ha sido fruto de "un error humano", al no tener el maquinista que debía dar el relevo a otro conducto, la correspondiente habilitación para conducir un Alvia 730. "Cuando se presentó la persona que tenía que hacer la sustitución del maquinista no tenía la habilitación para llevar el Alvia 730 y decidieron sacar el 599 y ofrecer trenes y autobuses, pero es un error grave", ha denunciado.

Preguntada por si al hablar de responsabilidades se refiere a dimisiones o ceses, ha sentenciado: "evidentemente".

A su juicio, "no puede ser que se haya hecho una inversión sobre infraestructuras, vehículos, pero no sobre capital humano, y alguien tiene que asumir la responsabilidad", ha manifestado.

La solución ofrecida por Renfe en este último incidente fue la de habilitar un tren con menor capacidad, por lo que muchos viajeros tuvieron que sentarse en el suelo o ir de pie, al margen de producir un considerable retraso del viaje.

Vergüenza para los grupos políticos

Los grupos parlamentarios con presencia en la Asamblea de Extremadura --PSOE, PP, Cs y Unidas por Extremadura-- han considerado una "vergüenza" la última incidencia del tren extremeño y han pedido responsabilidades.

Los portavoces de los grupos han realizado estas declaraciones, a preguntas de los medios, en la rueda de prensa en la que han valorado las comparecencias de los altos cargos para detallar los Presupuestos Generales de Extremadura en 2023.

El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, Jorge Amado, ha considerado que es "indigno" y aporta una "imagen bochornosa", ya no solo para Extremadura sino para el país.

Por ello, ha aseverado que Renfe debería dar explicaciones "rápidamente" de lo que ha ocurrido y pedir responsabilidades, además de procurar que este tipo de incidencias no se vuelvan a repetir.

"Se puede entender que un tren se averíe, que sean las mínimas veces posibles, pero se puede entender porque la mecánica es la mecánica, pero este tipo de incidentes no puede volver a ocurrir", ha sostenido.

También Amado se ha referido a que la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha anunciado que se va a abrir una investigación sobre lo ocurrido este pasado martes.

Por su parte, el también portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Popular, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha destacado que la incidencia sufrida es un "nuevo episodio" de "bochorno" y "vergüenza" de la situación del tren en Extremadura.

Así, y lejos de que sea una "incidencia aislada", ha lamentado que se puede observar que "día sí y día también" se repiten los problemas con esta infraestructura inaugurada hace escasos meses por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la "aquiescencia" del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

De esta forma, y aludiendo a las palabras pronunciadas por Sánchez en la inauguración, Carrón ha criticado que no haya mayor seguridad, ni menos tiempo de viaje, ni más fiabilidad, por lo que ha insistido en que es una "vergüenza" y una "absoluta falta de respeto", al tiempo que ha añadido que hay que pedir respeto a los extremeños, porque no son "españoles de segunda".

El 'popular' ha sostenido que los técnicos no son los responsables y que, de cara a dimisiones, se deberían producir entre los "políticos que se han hecho las fotos con estos trenes que nos dejan tirados a la mínima de cambio".

En el turno de Ciudadanos, la diputada Encarna Martín ha criticado que la región lleve "veinte años padeciendo un tren que nunca llega" y que hace que Extremadura sea el "hazmerreír de toda España", con viajeros de pie o sentados en el suelo, como este pasado martes.

De esta forma, Martín ha preguntado al presidente de la Junta si entiende que esta es la "manera de tratar" a los extremeños o a los turistas, al tiempo que ha recalcado que Extremadura es la "vergüenza a nivel nacional" por la situación de su tren.

Por ello, ha considerado que se deben pedir "dimisiones en firme" en Madrid contra una situación que se produce "día sí y día también" y que provoca "intranquilidad" entre los usuarios del tren .

En esta línea, ha abogado por tomar una "medida radical, ya que los extremeños no pueden seguir callados, toda vez que se merecen lo mismo que otras comunidades autónomas.

Finalmente, el diputado de Unidas por Extremadura Joaquín Macías ha aseverado que la situación es responsabilidad de Renfe, que padece a su vez una situación "bastante calamitosa" en cuestión de personal con jubilaciones próximamente y ante las que "no están haciendo el esfuerzo que deberían hacer" para formar a los nuevos conductores.

A esto se suma, ha dicho, una "falta de organización interna" y que en Extremadura se esta ya más que "cansados" debido a la situación que se arrastra desde hace años en relación al tren.

Por ello, ha considerado que la situación es "escandalosa" y se debe en parte a que durante un tiempo se ha priorizado la alta velocidad y no se ha prestado tanta atención al tren convencional.

"Se ha invertido mucho dinero en alta velocidad y se ha quitado del otro tren y ese es el tren que verdaderamente necesitamos, el tren que conecte las localidades, que nos permita transportar las mercancías y que nos permita tener una media distancia que funcione con regularidad", ha dicho.

Por otro lado, los grupos también han tenido palabras de condolencia y pesar por la muerte de una mujer en Valencia de Alcántara (Cáceres) en un presunto caso de violencia de género.

Comentarios