25 Febrero 2021, 19:14
Actualizado 25 Febrero 2021, 19:16

Cesáreas en Extremadura

El Pleno de la Asamblea de Extremadura ha instado por unanimidad este jueves a la Junta a realizar un estudio sobre las causas que motivan el alto número de cesáreas en Extremadura y las "desigualdades" entre hospitales, y a reducir su número de una forma paulatina.

Ha sido a través de una propuesta de impulso presentada por Unidas por Extremadura que ha sido apoyada por todos grupos parlamentarios. En ella se apuesta por reducir de forma paulatina el número de cesáreas en Extremadura para lograr las recomendaciones de la OMS, con medidas como el aumento de los recursos para la atención del parto en aquellos hospitales que lo requieran y en función de las conclusiones de los estudios.

Asimismo, reclama seguir reduciendo el número de episiotomías, sobre todo en los hospitales con tasas más altas y, en todo caso, tender a la homogeneización de la tasa a la baja en todo el territorio.

La iniciativa ha sido defendida por la diputada de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, que ha dicho que hay "una violencia obstétrica", como la patologización de los procesos, que hay que reconocer y que pronto será reconocida en la futura ley del aborto. Ha subrayado que Extremadura es la segunda región en cuanto al número de cesáreas y que éstas dañan física y psicológicamente a las madres y a los bebés, lo que se agrava con hechos como que las madres son cada vez más mayores y obesas.

De Miguel ha puesto como ejemplo al alto número de cesáreas que se practican en el Hospital "Virgen del Puerto" de Plasencia (Cáceres), donde las matronas "se dejan la piel" y están desbordadas, y ha añadido que hay "un turismo obstétrico" ya que hay extremeñas que van a otras regiones para dar a luz. Ha recordado que desde 2013 en Extremadura hay una estrategia sobre el parto natural, que beneficia tanto a las madres como a la Administración regional ya que una cesárea es muchos más cara.

Por su parte, la diputada del PSOE Catalina Paredes ha señalado que en cuestión de los partos hay que ser "muy rigurosos" y que hay protocolos y medidas para atender adecuadamente a las mujeres. Ha dicho que en Extremadura hay hospitales por encima y por debajo de la media nacional, y que hay que estudiar las causas, un punto en el que trabaja el Servicio Extremeño de Salud (SES).

A su vez, la parlamentaria del PP Elena Nevado se ha preguntado qué ha pasado desde que en la etapa de gobierno del PP se trabajara en favor del parto natural con iniciativas como una guía práctica para mejorar la calidad de la asistencia y el control de las mujeres sobre sus propios cuerpos, y ha agregado que hay que corregir "errores" como "un déficit de matronas".

La diputada de Ciudadanos María Encarnación Martín Andrada ha dicho que se trata de "una violación de los derechos de la mujer, una violencia obstétrica", y que las políticas sanitarias no protegen ni a las madres ni a los profesionales sanitarios y que hay "un conflicto social" por la proliferación de las cesáreas en Extremadura.

En el texto de la propuesta de impulso también se señala que el deseo de que el parto culmine con el nacimiento de una criatura sana "ha dificultado el que se prestara la necesaria atención a la importancia que el proceso del parto tiene en la vida de la mujer".

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 29,4 poro ciento de los partos atendidos en los hospitales de la región culmina con una intervención quirúrgica, una cifra que sitúa a Extremadura como la segunda comunidad de España donde más cesáreas se practican. 

Comentarios