22 Septiembre 2021, 13:20
Actualizado 22 Septiembre 2021, 13:46

Según datos de la DGT, en Extremadura entre furgonetas, camiones, autobuses, turismos, motos y tractores, hay casi 900 mil vehículos censados en activo (532.944 en la provincia de Badajoz, 328.053 en la de Cáceres). Son casi tantos como extremeños, que el último censo del INE sitúa en torno al millón de habitantes. Lo que es más difícil de cuantificar es cuantos de esos vehículos se quedan hoy aparcados para apoyar el llamamiento del "Día Mundial sin coches" que se conmemora en esta jornada, para poner el broche final a la "Semana de la Movilidad".

La iniciativa, promovida en España por el Ministerio para Transición Ecológica y el reto demográfico, busca sensibilizar, tanto a los responsables políticos como a la ciudadanía, sobre los beneficios de transporte más sostenibles y las consecuencias negativas del uso irracional del coche, tanto para la salud pública como para el medio ambiente.

Son los argumentos más reseñados entre quienes caminaban esta mañana por las calles de Mérida: "Camino por salud, cuando me levanto soy un viejito y cuando llevo un ratito caminando, mejoro", nos dice un señor.

Otra ciudadana añade: "Nos viene bien andar para la salud y además se contamina menos".

Entre los transportes alternativos que encontramos, en concreto por la ciudad de Mérida, abundan los autobuses, las bicicletas y cada vez más patinetes. Juan Gallardo, usuario del patinete eléctrico  explica que lo usa para trabajar porque " es útil por el problema del aparcamiento y por el ahorro de combustible. No todo es medio ambiente, aunque también". En su caso, antes tuvo una bicicleta eléctrica, pero la portabilidad del patinete, le parece más cómodo para su uso a diario.

Las bicicletas y, "a pesar de la hostilidad del resto de vehículos" que nos refiere Juan Gallardo, también los  patinetes son las alternativas más referidas por la ciudadanía preguntada para moverse de un lado a otro dentro de una misma localidad. Sin embargo, las respuestas son unánimes  al ser preguntada por las alternativas para desplazarse de una localidad a otra sin vehículo. Todos coinciden en que en Extremadura no es viable.

  "Aquí es obligatorio tener coche, y más si vives en un pueblo porque no tienes transportes, o los horarios son complicados. Si dependes de los horarios del trabajo, necesitas un coche". Expresan dos amigas que caminan juntas.

En este sentido, Ecologistas en Acción Extremadura señala que la excesiva dependencia de coche en la región es debido a "la ausencia de una planificación ferroviaria y de renovables en la región que haga posible un ferrocarril  público, social, sostenible". Sergio Zapatero, uno de sus portavoces señala que "tenemos claro que la apuesta tiene que ser firme por el ferrocarril, apostar por la malla ferroviaria y evitar, en la medida de lo posible, el tránsito de vehículos individuales, tanto eléctricos como impulsados por energías fósiles".

Por su parte, desde la Junta de Extremadura  María López, la jefa de sección de movilidad sostenible de la Consejería de movilidad, transporte y vivienda  destaca las calves de un proyecto piloto que desarrolla "de transporte a demanda": "Se habilitará una app, una web y una central de llamadas gratuitas para que los usuarios hagan sus reservas de plazas. El objetivo es que se eviten vehículos sin pasajeros, se mejore el transporte público en zonas rurales adaptando el servicio a la demanda real y que aumente la calidad del viaje".

Además, la Junta de Extremadura avanza que en octubre comenzará a desarrollarse el "Plan extremeño de movilidad sostenible". 

 

 

Comentarios