23 Septiembre 2022, 12:45
Actualizado 23 Septiembre 2022, 14:40

Estudiar en el extranjero es una experiencia que muchos jóvenes desean vivir. Lo que no esperan es que al llegar a su destino, el viaje se trunque y no tengan sitio para alojarse. La búsqueda de una vivienda es diaria e incierta. "Yo personalmente no sé dónde voy a dormir hoy, pero entre los erasmus nos estamos ayudando mucho", explica Diego DíezChico, Erasmus en Roma.

Al parecer, los centros italianos han ofrecido más plazas de lo habitual y no hay sitio para todos, ya que las inmobiliarias y arrendadores no quieren alquilar sus casas y pisos a los estudiantes, simplemente por ser Erasmus y españoles. "Cuando ves que eres Erasmus no te cogen, y si vienes solo para un cuatrimestre te piden un año entero", asegura Diego. 

Italia no quiere alquilar sus viviendas a Erasmus españoles

Misma situación está viviendo el extremeño Alberto Lara, estudiante de enfermería de la UEx. Antes de marcharse a Roma buscó alojamiento y apalabró una vivienda, incluso pagando una parte por adelantado. Cuando llegó allí, se la rechazaron. "La sorpresa la tuvimos cuando llegamos a Roma, al día siguiente de pedirnos los papeles nos rechazaron directamente. Nos dijeron que no querían Erasmus", explica. Ahora continúa en la capital gracias a unos amigos que sí han conseguido piso y que les ha acogido de forma temporal. "Unos amigos nos acogieron, si no llega a ser por ellos no sé dónde estaríamos", sentencia. 

La búsqueda de alojamiento continúa para la mayoría de ellos, aunque algunos ya han puesto fecha de vuelta a un viaje que prometía ser, y está siendo, aunque por otros motivos... inolvidable. 

 
 

Comentarios