30 Noviembre 2022, 14:05
Actualizado 30 Noviembre 2022, 16:24

Un vídeo, dentro de la campaña contra la violencia de género de la Xunta de Galicia, dice "no debería pasar pero pasa". Y ha sido motivo de la polémica en el pleno del Congreso. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha acusado al PP de “promover la cultura de la violación”, y de poner en cuestión la credibilidad de las víctimas

María Guardiola

La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola, ha considerado este miércoles que la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha cometido el "mayor y repugnante" ejemplo de esa "violencia política" que denunciaba hace unos días, por lo que le ha pedido que pida perdón, o "dimita y deje paso a quien busque realmente la igualdad".

De esta forma se ha pronunciado Guardiola, tras las declaraciones este miércoles de la ministra de Igualdad, en las que acusaba al PP de "promover la cultura de la violación", que la dirigente regional del PP ha tachado de "intolerables" y le ha reclamado pida perdón y retire esas palabras "de manera inmediata", ha dicho.

Que pida perdón o dimita

"Soy feminista, pero mi concepto de feminismo es el de un trabajo pleno y colectivo para conseguir la igualdad plena y real entre hombres y mujeres en todos los aspectos de la vida", ha reafirmado Guardiola, quien ha defendido el "feminismo que une, no separa, y que une, no divide".

Y si no lo quiere hacer, que "dimita y deje paso a quien busque realmente la igualdad y no la confrontación", ha pedido Guardiola, quien ha señalado que si no lo hace, el presidente del Gobierno debe cesarla porque las mujeres necesitan "una ministra de Igualdad que nos defienda, no que nos insulte".

En ese sentido, María Guardiola ha recordado a la ministra de Igualdad que ella "no es el feminismo", lo representa "cuando acusa a otra mujer de fomentar la cultura de la violación", asegura.

Finalmente, recuerda la presidenta del PP extremeño que en el Congreso de los Diputados "la insultaron gravemente hace unos días y desde el Partido Popular lo condenamos", tras lo que ha lamentado que este miércoles la ministra ha hecho una acusación "falsa y gravísima". "No la ha hecho al calor del debate parlamentario, sino de manera premeditada porque estaba leyendo su intervención", ha concluido.

Comentarios