28 Abril 2022, 14:51
Actualizado 28 Abril 2022, 14:56

"Si comparamos los precios obtenidos hoy con los que tenía nuestra cesta de la compra en julio de 2020, vemos que han aumentado un 33%. En los productos frescos, esta diferencia se dispara hasta el 38%", explican desde UCE Extremadura.

Unas conclusiones que han obtenido analizando la opción de menor coste de 10 productos hace dos años y este mes. 

Fuente: UCE Extremadura

 

De esos diez alimentos comparados, sólo en un caso, las naranjas de mesa, hay una opción más barata en abril de 2022 que en julio de 2020. Y, en el resto, se pueden observar subidas de más del doble, como en el tomate en rama nacional, y otros en los que, aunque la diferencia sea menor, el tamaño del envase ha disminuido, con la táctica denominada reduflación, que en realidad es una subida encubierta. "El paquete de fideos de medio kilo costaba en 2020 0,89. Ahora cuesta 1,29, pero no solamente es que sea más caso, es que pesa menos, 450 gramos", explica Roberto Serrano, de UCE Extremadura. Además recuerda que en todos los establecimientos tienen la obligación de indicar el precio por unidad de medida. Así, por ejemplo, en un paquete de arroz de 400 gramos, nos tienen que decir cuánto vale un kilo. De esta forma, podemos comparar precio y saber si realmente estamos pagando lo mismo o no.

Recomienda que comparar precios y diversificar las compras son los ingredientes perfectos para ahorrar en alimentación, pero sobre todo tener muy presente que la comida más cara es la que se tira a la basura: compre siempre de forma racional.

Comentarios