21 Julio 2022, 15:19
Actualizado 21 Julio 2022, 15:29

Quienes trabajan al aire libre tienen que soportar las inclemencias meteorológica. Los operarios de limpieza están expuestos a temperaturas excepcionales que ponen en riesgo su salud. Reciente tenemos la muerte de José Antonio González, natural de Medina de las Torres, que murió el pasado viernes tras sufrir un golpe de calor cuando trabajaba de barrendero en Madrid. 

Tras un pequeño respiro, las temperaturas volverán a subir. Durante los próximos días en gran parte de la región pasaremos de los 40 grados. Y para evitar tragedias como la muerte de este operario, en las grandes ciudades extremeñas se han aplicado protocolos que se aplican en las fechas de más calor. 

Paco García es uno de los barrenderos de la capital extremeña. Para soportar las horas de más calor se hidrata frecuentemente, evita el sol en la medida de lo posible y hace uso de una gorra. Durante la pasada ola de calor, la empresa modificó lo horarios, aunque reconoce que fue algo puntual. Él y sus compañeros han vuelto al horario habitual a pesar de que los termómetros superarán el umbral de los 40º en Mérida. 

Sin embargo, este trabajador reconoce que la peor parte se la llevan sus compañeros del horario de tarde. Pensando en ellos, ve necesario "quitar la jornada de tarde, al menos durante el verano". En Badajoz los barrenderos también tienen jornada vespertina. Eso sí, los 225 operarios trabajan una hora menos durante el verano, la empresa les ofrece agua y protección solar. El concejal de limpieza de la ciudad asegura que no siempre es fácil cubrir el servicio y evitar las horas de más calor. 

"La sociedad es un poco hipócrita"

"La gente nos exige que limpiemos y estamos muchas veces entre la espada y la pared. La sociedad es un poco hipócrita, porque se escandaliza por la desgracia ocurrida en Madrid, pero al mismo tiempo no exigen altos niveles de limpieza. No son conscientes de que hacemos menos horas. Y cuando se trabaja temprano para evitar las horas de mayor calor, la ciudadanía se queja de que hacemos ruido", asegura Alejandro Vélez. 

En Cáceres, conscientes de que las personas que trabajan en la vía pública soportan durante temperaturas extremas tanto en verano como en inverno, aplican un protocolo desde hace años. Implica sobre todo, modificaciones en los horarios. En la capital del Jerte, además de las recomendaciones habituales de hidratación y usar protección solar, los trabajadores del horario de tarde cuentan con una pausa adicional de 20 minutos para que puedan hidratarse. 

Más Información
Imagen

El barrendero fallecido en Madrid por un golpe de calor era extremeño

Comentarios