Mérida
10 Diciembre 2020, 15:00
Actualizado 10 Diciembre 2020, 15:57

Benito Díaz se enteró a primeros de octubre de que en la Residencia de Mayores "Rosalba", donde está ingresada su madre, había un brote de coronavirus. Días después le comunicaron que se había contagiado. "Aunque te digan que está bien, que no tiene síntomas, el hecho de no poder verla te genera mucha angustia", nos cuenta Benito a las puertas de la residencia en la que se encuentra su madre. 

A pesar de guardar todos los protocolos, el virus entró en ella, casi al mismo tiempo que caló en él un sentimiento de impotencia por no poder hacer nada. "Lo que te sale en ese momento es irte para allá, intentar abrazarla, ayudar en lo que puedas", explica abriendo los brazos. "Sin embargo, sabes que no puedes hacerlo y que lo mejor para ella es mantener el aislamiento".

"Lo que te sale en ese momento es irte para allá, intentar abrazarla, ayudar en lo que puedas"

Han sido varios meses sin poder verla, ni siquiera a través de los medios digitales. Ahora, una vez que las autoridades sanitarias han declarado la residencia libre de Covid confía "de aquí a no muchos días, nos dejen verlos físicamente aunque sea manteniendo todo el protocolo sanitario necesario".  

Otro importante brote cerrado ayer fue el que surgió en el Centro de Dispacitados "Las Cruces" de Don Benito en el que ha fallecido 5 residentes y ha llegado a haber más de 95 infectados. 


 

Comentarios